Escribá, satisfecho con el triunfo en el debut: "Generamos ocasiones suficientes para ganar con holgura"

El técnico se mostró satisfecho con el papel mostrado por sus jugadores.
photo_camera El técnico se mostró satisfecho con el papel mostrado por sus jugadores.

El Real Zaragoza supo competir, y muy bien, este sábado para vencer al Villarreal B por 2-0 en el debut liguero. El técnico blanquillo, Fran Escribá, salió a rueda de prensa conforme y satisfecho con el juego desplegado por los suyos, e incluso matizó que en su opinión el resultado fue corto. "Cuando juegas contra un filial, que tiene jugadores nuevos e incluso debutantes, siempre piensas que hay que tener paciencia para encontrar el momento. Aun así generamos suficiente para habernos ido al descanso por delante", destacó el técnico, que añadió en primera instancia que "ellos cambiaron sistemas, atacaron bien, pero el equipo estuvo muy serio, y al final conseguimos el gol. No sufrimos apenas y generamos ocasiones suficientes para ganar con holgura".

Asimismo, mucho ha tenido que ver el gran fondo de armario del que goza el míster valenciano, que con las llegadas de Mollejo y Valera, unido a los fichajes veraniegos, dotan al Real Zaragoza de una gran polivalencia. "Tenemos muchas opciones y oportunidades en el banquillo. Esto nos va a permitir que ante situaciones que tácticamente se nos puedan complicar tener varias opciones. Nos adaptamos a su cambio a defensa de tres y creo que la victoria fue justa e incluso corta por los méritos que hicimos", dijo Escribá, consciente de que tarde o temprano llegarán contratiempos que obligarán al equipo a tener diversidad de efectivos. "Sobre todo te permite aprovechar los momentos de forma de la gente. Siempre habrá jugadores que bajen el nivel por cualquier motivo y tendrán a otro detrás para suplirlos. Que entren jugadores de la misma calidad que los sustituidos era el salto de calidad que pedíamos y el que tenemos", matizó el técnico.

Por otro lado, el técnico habló acerca de sus delanteros, Bakis, Azón y Enrich, siendo los dos primeros los titulares de este viernes y el último saliendo en el 86. A pesar de las ocasiones falladas por Azón y especialmente por Bakis, el técnico se mostró contento por el trabajo de los atacantes, a pesar de no haber logrado hacer gol. "Han hecho un trabajo brutal. Si no han marcado ha sido mala suerte y también al cambiar el sistema de tres centrales les complicó mucho. De hecho, el primer gol viene de un esfuerzo de Iván por banda izquierda y aunque hoy no hayan marcado, jugando así marcarán". constató Escribá.

EL PAPEL DE LA ROMAREDA Y EL MARGEN DE MEJORA

Tras este choque, el Real Zaragoza volverá a jugar este viernes, a partir de las 21.30 horas, ante el Real Valladolid, de nuevo en La Romareda. "Yo quería empezar en casa. Lo que no me esperaba era empezar dos partidos consecutivos. Pero bueno, encantado. Todavía más cuando ganas el primero, sabiendo que en seis días volvemos. Esa sensación de jugar el viernes ante un gran equipo, que está obligado a estar arriba, te hace pensar que será un gran partido", subrayó conforme Escribá, que destacó el brutal papel de los más de 16.800 zaragocistas que acudieron al campo. "Afortunadamente era lo único que sabia antes del partido. Tenemos una ciudad y una afición tremenda. Si fuera por afición ganamos a todos los equipos. Su ayuda va a ser muy importante. Tenemos que hacer de La Romareda un fortín y para eso es fundamental la gente", detalló el técnico.

Finalmente, el técnico cree que todavía hay mucho margen de mejora, pero no solamente en sus filas, sino en todos los conjuntos, pues al final muchos jugadores acaban de ser fichados y necesitan rodaje y minutos. "Es el primer partido serio por decirlo de alguno modo. Falta mucho por mejorar y los jugadores deben coger ritmo competitivo. En los equipo de fuera igual. Es bueno empezar con una victoria y a partir de ahí crecer", sentenció Escribá.