Escribá abre la posibilidad a cambiar el once del Real Zaragoza en Tenerife

El entrenador del Real Zaragoza, Fran Escribá, abre la posibilidad a cambiar el once del Real Zaragoza en Tenerife
Fran Escribá, sonriente en una rueda de prensa
photo_camera El entrenador zaragocista busca la tercera victoria consecutiva

Dos jornadas y dos victorias con el mismo once es el saldo ideal con el que ha empezado la temporada el Real Zaragoza, pero puede ser momento de cambiar. El míster, Fran Escribá, ha ensalzado su plantilla “no muy amplia en número, pero sí en calidad”, y eso permite cambiar a los titulares. A eso se abre ahora el técnico, que puede presentar variables en su primer partido a domicilio.

La plantilla actual “permite gestionar los onces con tranquilidad”. Que no estén participando ahora “se da porque varios, o por lesión o porque han llegado tarde, no ha acumulado minutos, pero no porque no vayan a ser importantes”, ha asegurado. Esa situación no está siendo difícil. El grupo lo entiende, y el jugador, “aunque quiere jugar, sabe que si va bien los entrenadores tocamos lo menos posible”. “Pero no quiero decir que mañana no pueda a cambiar algún jugador. Son muchos los que van a ser importantes. Es imposible sostener un campeonato sobre once, van a ir participando todos”, ha asegurado.

Sí que se puede decir que Fran Escribá no tiene a repetir once constantemente. Y considera “raro” en su carera hacerlo con asiduidad. A pesar de que ha anunciado posibles cambios, también ve “una opción” dar continuidad al equipo. Lo mejor es que lo que jugaron de inicio están sanos, y los de más corta preparación también van cogiendo forma y minutos. “Me permite cambiar jugadores. Y en función del rival también te puede interesar un tipo de futbolista u otro”, ha asegurado Escribá.

UN TENERIFE PELIGROSO

Enfrente, un Tenerife con un equipo muy hecho, “con cosas buenas del año pasado que ha mejorado en otras”. Sus jugadores son buenos, han empezado muy bien, “parecido a nosotros”, como ha dicho el míster. La seguridad atrás y sus variables arriba con jugadores muy interesantes hace del choque “un partido muy difícil”. Y para vencer, salvo extrañeza de última hora estará Manu Vallejo, que viene de hacer pretemporada y con un rodaje que no tenían otros como Mollejo, Bermejo o Varela. Está “perfecto”, según Escribá.

La plantilla está muy compensada, con grandes jugadores en el lateral y buenas opciones desde el banquillo. Enric Gallego o Ángel Rodríguez, al que conoce bien Escribá, forman una delantera de nivel. En segunda línea, Waldo y compañía forman un equipo que, para el entrenador del Real Zaragoza, es de los mejores del campeonato. Está llamado “a la parte alta” y “no es casualidad” que estén en la parte alta de la tabla.

JUEGO OFENSIVO

Independientemente de que el Real Zaragoza juegue con 4-4-2 en línea o en rombo, lo que quiere el entrenador es ser un equipo ofensivo. “Como me gusta jugar es con dos delanteros, es idóneo y asustamos más así, y tenemos cuatro o cinco que pueden jugar ahí, incluido Manu Vallejo. Detrás ya nos adaptaremos”, ha asegurado el técnico. En esa zona más retrasada, mención especial merece Marc Aguado, que tiene. Incluso, “más recursos de los que había mostrado”. Incluso, Escribá se lanzó a pedirle algo de gol.

Al partido en sí mismo le da la misma importancia que a cualquiera. Sabe que el Real Zaragoza debe ir a ganar, y empezar con nueve puntos de nueve posibles sería una maravilla. Una satisfacción después de dos triunfos consecutivos. Es el momento seguir creciendo estrenando el casillero a domicilio.

Más en REAL ZARAGOZA