Errores decisivos, quejas y denuncias: los árbitros, enemigos constantes del Real Zaragoza

El Real Zaragoza vuelve a verse perjudicado por los árbitros en lo que parece el cuento de nunca acabar.
Momento en que el balón impacta en la mano de Félix y no se pitó penalti
photo_camera Momento en que el balón impacta en la mano de Félix y no se pitó penalti

El Real Zaragoza vuelve a verse perjudicado por los árbitros. Bienvenidos al cuento de nunca acabar. Una historia que lleva años sucediéndose, que incluso ha podido determinar que el cuadro aragonés no se encuentre ahora mismo en Primera División. Los errores arbitrales contra los maños vuelven ahora a la palestra ante el Amorebieta, pero no es la primera vez. El debe de los actuales dirigentes es defender al club en esta tesitura, algo que sí se hizo constantemente en temporadas anteriores.

Este domingo, corría el minuto 59 cuando Toni Moya disparó directo al fondo de la portería y Félix evitó con la mano que entrase. El marcador reflejaba un 1-1 que a la postre sería definitivo y bien pudo cambiar ese resultado. Es cierto que, a pesar de ello, las sensaciones de los aragoneses no fueron buenas. El Amorebieta fue constantemente superior al Real Zaragoza, pero eso no quita para reclamar lo que es de justicia. Y en esa jugada, la justicia hubiese sido pitar penalti.

Los problemas con los árbitros han sido constantes en este tiempo. Y la realidad es que, hasta ahora, el Real Zaragoza sí alzaba la voz, algo que ni en esta temporada ni en la pasada ha sucedido. Un debe muy importante de los actuales dirigentes. Por ejemplo, el conjunto maño trasladó una queja a través de su presidente, Christian Lapetra, en junio de 2020 tras la victoria del Huesca 0-1 en La Romareda. “Nos han perjudicado en tres partidos de cuatro y nos estamos jugando mucho. No sé si el VAR ha vuelto porque de momento no ha aparecido”, señaló. Un comunicado oficial del club acompañó estas declaraciones.

Comunicado del Real Zaragoza por el arbitraje en 2020
Comunicado del Real Zaragoza por el arbitraje en 2020

DE “ FÚTBOL PODRIDO” A “VERGÜENZA Y ESCÁNDALO”

Ese año, el Real Zaragoza se quejó también por la adulteración de la competición, con el entonces entrenador, Víctor Fernández, definiendo como “podrido” el fútbol actual. También entonces el conjunto maño exigió oficialmente, entre otras cuestiones, que suba el tercero. Pero eso solo fue la punta del iceberg. Por ejemplo, el cuadro aragonés, en 2017, trasladó una carta de protesta por los atropellos de Figueroa Vázquez y exigiendo que nunca más arbitrase al Real Zaragoza. Esto fue tras el partido contra el Nástic de Tarragona que terminó 1-1. El colegiado expulsó por una agresión que no fue tal a Borja Iglesias.

En el playoff de 2018, en Soria, Gorostegui Fernández también perjudicó gravemente al Real Zaragoza, y le costó el no seguir adelante en la final. Y precisamente después de un partido contra el Numancia en 2016, Lapetra recibió una denuncia del Comité de Árbitros por unas declaraciones tras un escándalo de López Amaya. Tenía mucha razón el entonces presidente del Real Zaragoza, porque estaba metido de lleno en la pelea por el ascenso directo a Primera División.

Ha sido una vergüenza, con todo lo que nos estamos jugando. Que no nos den nada, pero que no nos quiten. Este árbitro no tiene nivel para arbitrar en Segunda división. No es de los mejores y tiene siempre problemas en este tipo de partidos. Hemos sido muy educados pero lo de hoy ha sido de escándalo. Íbamos 0-2 y en cinco minutos ha cambiado todo el partido”, afirmó en su comparecencia.

PERJUDICADO POR TRADICIÓN

El Real Zaragoza, como puede comprobarse tras un repaso a las más flagrantes actuaciones, que no las únicas, ha sido perjudicado por los arbitrajes de forma constante. Y en partidos decisivos para lograr cotas altas, con el ascenso en juego. Ahora, el cuadro zaragocista debe centrarse, en primer lugar, en mejorar sus sensaciones y resultados. Y confiar en no encontrarse con una tesitura similar por parte de quienes teóricamente reparten justicia.

Más en REAL ZARAGOZA