El Real Zaragoza se marca como objetivo el pleno hasta final de año

Pleno, dos de dos en victorias y seis de seis en puntos en 2023 es el objetivo de un Real Zaragoza
Maikel Mesa en rueda de prensa
photo_camera Maikel Mesa aspira a sumar dos victorias en los dos partidos fijados para este año

Pleno, dos de dos en victorias y seis de seis en puntos en 2023 es el objetivo de un Real Zaragoza que quiere reengancharse a la parte alta de la clasificación. “Vamos a intentarlo, vamos a por ello”, ha asegurado el mediapunta Maikel Mesa, portavoz este miércoles del vestuario zaragocista. El cuadro aragonés quiere asaltar primero Lezama para confirmar su recuperación y, después, tumbar al Levante en casa. Esa es la idea para terminar el año futbolístico.

“Estamos contentos, teníamos ganas de darle la vuelta a esta situación que se había hecho larga y dura”, ha explicado en su comparecencia. El equipo ha cambiado el chip desde que consiguió la victoria contra el Leganés, y Mesa considera que está haciendo las cosas bien. Contra el Espanyol se vio “un Real Zaragoza importante” y desean continuar la línea ascendente. “Debe ser un punto de inflexión y, con las miras puestas en mejorar, es un punto donde mirarse para pasos adelante”, ha resumido.

Ahora el equipo prepara el primero, ante el Amorebieta. Es importante ganar después de empatar en el Stage Front y, así, hacer los dos resultados buenos. “Con tres puntos más nos acercaríamos a la zona donde queremos estar. Vamos con ilusión, a tope, sabiendo que va a ser difícil ante un rival con nuevo entrenador. Si estamos con las mismas sensaciones somos capaces de sacarlo adelante”, ha explicado.

En lo personal, Maikel Mesa está “feliz”, aunque le gustaría “estar mejor, haber hecho más goles y más puntos” con el Real Zaragoza. Lo que le brinda tranquilidad es que el equipo y él se lo dejan todo y tienen ganas de mejorar, “de que las cosas sigan yendo hacia adelante”. Y sobre el terreno de juego, “agradecido” a Fran Escribá y adaptándose al nuevo cuerpo técnico.

GOLES POR BANDERA

Maikel es pichichi, y aunque sabe que no es su labor, que no ha venido para eso, sí que le gustaría llevar más. “Ahora juego más adelantado, pero no soy delantero centro ni esperen que lo sea. Ojalá siga haciendo goles, que el equipo gane partidos y si tengo que hacerlos, encantado, pero con los pies en el suelo. No es mi labor y para eso están otros”, ha analizado. Sí que tiene la conciencia tranquila, porque afirma haberse entregado siempre, intentando mejorar siempre, cada entrenamiento.

Es importante dar por superada la racha. “Cuando los resultados no llegan, psicológicamente pasas baches, te replanteas un poco todo: si eres tan buen futbolista, si estás entrenando bien, qué pasa”, ha reconocido. Se cambió de entrenador, el equipo da pasos adelante y hay que confirmar sensaciones. Con el Amorebieta en el horizonte, el Real Zaragoza quiere sumar una victoria aquí y en casa contra el Levante. Queda seguir adelante e ir “a por ello”, como bien ha afirmado Maikel.