El Real Zaragoza cierra el centro del campo con Moya, que quiere empezar "cuanto antes"

El Real Zaragoza cierra el centro del campo con Toni Moya, que quiere empezar "cuanto antes"
Toni Moya en su presentación
photo_camera El centrocampista llega casi sin vacaciones a Zaragoza

Toni Moya es la guinda al centro del campo del Real Zaragoza. El director deportivo, Juan Carlos Cordero, ya ha puesto el punto y final a esa zona con la incorporación del jugador, que llega libre tras acabar contrato con el Alavés. Por su parte, el jugador llega con ganas de hacerse un hueco en el once, sabiendo y asumiendo la competencia. Tiene ganas de empezar “cuanto antes” y ayudar “a conseguir los objetivos”.

Por lo tanto, “si no pasa nada raro”, como ha señalado Cordero, la parcela no va a contar con más incorporaciones. Culminar con Moya es incorporar a un jugador “con buen fútbol, buen juego de ataque, que distribuye bien y tiene un gran cambio de orientación”. El año pasado se echó en falta un jugador de esas características, con control, de perfil táctico y buen pase largo. En tres cuartos da soluciones, es de elogiar su disparo y su personalidad. Además, lo hace tras 18 días de vacaciones por los 40 de la plantilla.

El centrocampista sabe a donde viene: a un club histórico. Le convenció el proyecto con capital estadounidense y está deseando aportar su granito de arena, “empezar cuanto antes y ayudar a conseguir los objetivos”. Por otra parte, es consciente de que, peleando por un puesto con él, se encuentran jugadores ilusionantes, como Marc Aguado o Maikel Mesa; otros asentados, como Grau o Francho, y Manu Molina. Pero cree que esa competitividad ayuda, “siendo sana se puede ganar mucho porque mejora a cada uno y colectivamente”.

Sobre esos objetivos ha sido cuestionado, pero ha apelado a “empezar a entrenar e ir viendo lo que pasa”. “Vamos poco a poco, que es lo importante”, ha afirmado. La Segunda División “es complicada”, y siempre hay momentos malos. Saber aguantar allí es importante. Además, ha reconocido que no ha reconocido que no le importa en qué posición se ubique, y está siempre a disposición del míster para adaptarse.

LAGUARDIA AVALA SU LLEGADA

Un clásico zaragozano, Víctor Laguardia, actualmente en el Alavés, le habló bien de la ciudad y del club a la hora de su llegada. Fue importante en la labor y una ayuda interesante. Con quien le falta entablar conversación es con el míster, Fran Escribá, pero tiene claro que hay que mejorar la mala temporada pasada. En cualquier caso, Toni Moya ya posa con la elástica zaragocista y asume el reto de lograr un nuevo ascenso a Primera División.