Dos horas de espera para renovar el abono del Real Zaragoza sin aumento de precio

En el último día de renovaciones antes del incremento del precio de los abonos del Real Zaragoza ha habido largas filas
Largas filas en las oficinas del Real Zaragoza
photo_camera La afición responde con lealtad a la hora de renovar los abonos

Último día de renovaciones antes del incremento del precio de los abonos del Real Zaragoza. La cuestión es de cuánto va a ser esa subida, y nadie en el club ha dado datos por ahora. El asunto no es baladí para una afición que sigue respondiendo, por lo que han tenido lugar esperas de hasta dos horas en el último día para renovar al mismo precio. Como siempre, la fidelidad es inmensa en la hinchada blanquilla.

Esta vez, la fila ha tomado un tono distinto a los días anteriores. Sí que, nuevamente, partía de la zona trasera de las oficinas, ya en la plaza, pero llegaba hasta el restaurante El Foro. De ahí, bajaba las escaleras y alcanzaba la plaza Eduardo Ibarra. Los zaragocistas que habían llegado al poco de pasar las 9.00 de la mañana, todavía tenían por delante la mitad del recorrido. Y eso que ya eran las 10.30. Toda una muestra de lo que hace la grada por su equipo.

Se espera que los datos oficiales los den a conocer al término de la jornada de este miércoles. Desde el club no han querido hacerlo a estas alturas, emplazando al final de mayo para hacerlos. Ahora bien, con ser observador es suficiente para darse cuenta de que hay varios miles de aficionados blanquillos que han pasado estos días por las oficinas. Y, además, asumiendo la tediosa espera.

COMIENZA EL BAILE DE MERCADO

Las quinielas y los movimientos de jugadores van saliendo a la palestra conforme se acerca la apertura del mercado veraniego. En él se mueve Juan Carlos Cordero, director deportivo del Real Zaragoza, junto al míster, Fran Escribá. Con la respuesta que ha tenido la afición zaragocista, es obligado confeccionar un equipo capaz de verse en la pelea por el ascenso desde el primer día. Trabajo no falta para llevar al equipo al único buen puerto posible: la Primera División.