Cristian Álvarez pone fin a su temporada más complicada

Las constantes lesiones han impedido a Cristian Álvarez disputar más de trece partidos y coincide con una de las temporadas más difíciles del Real Zaragoza
El capitán Cristian Álvarez vuelve a lesionarse y no jugará más esta temporada con el Real Zaragoza
photo_camera El capitán Cristian Álvarez vuelve a lesionarse y no jugará más esta temporada con el Real Zaragoza

Ha sido la temporada más dura de Cristian Álvarez y, posiblemente, también la de todo el zaragocismo. El meta blanquillo ha encadenado lesión tras lesión para no poder ser la pieza clave que sí ha sido desde su llegada a Zaragoza y verse relegado a un segundo plano. Se perderá la jornada 42 por una nueva lesión y ya encara una nueva campaña con el deseo de que sea diferente.

El Real Zaragoza anunció los nuevos problemas físicos de un Cristian Álvarez confirmando su lesión muscular a nivel del bíceps femoral de su pierna derecha. En una campaña donde ha sufrido recaídas por doquier, esta es la última. Los primeros problemas llegaron en la jornada 9, reapareció en la 12 para recaer y no volvió hasta la 38. Sin aguantar más que hasta la 40 y sumar apenas trece partidos este año.

Cuando Cristian ha estado mal, el Real Zaragoza ha caído gravemente sobre el terreno de juego. Prueba de ello es que aguantó nueve jornadas a buen nivel. Para entonces, los de Fran Escribá todavía se encontraban entre los mejores de Segunda. Cayó Cristian, cayó el cuadro blanquillo y se sumió en una de sus peores crisis de su historia.

Acertó Cordero con el fichaje de Edgar Badía. Pero fue fruto, por otra parte, de la mala elección de los porteros para la presente campaña. Rebollo no tiene nivel – al menos de momento – para el fútbol profesional y Poussin encadenó errores impropios de un portero. Un problema que le ha acompañado varias veces en su carrera y que en Zaragoza se elevó a la enésima potencia.

PROBLEMA A RESOLVER

En estos momentos, los porteros en nómina son Cristian, lesionado; Poussin, al que se le necesita dar salida; y Rebollo, también en medio de una posible marcha. Si el verdadero objetivo de la próxima temporada es ascender a Primera División, el Real Zaragoza necesita atar a un guardameta cuanto antes.

Todavía no está claro el caso de Edgar Badía. El portero se encuentra cedido en la capital aragonesa, pero se desconoce si va a continuar defendiendo al meta blanquilla. Es propiedad del Elche, club que ni siquiera cuenta con entrenador, y depende de varios factores para que cuaje una llegada. Y aquí influye también el deseo de Víctor.

Habrá que ver el desarrollo de los acontecimientos pero es una zona clave que debe reforzarse. Un portero que da puntos es vital en un equipo que busca ascender a Primera División. Ese es el objetivo de un Real Zaragoza que tiene por trabajo delante este verano.