Cordero promete un Real Zaragoza ilusionante pero se niega a hablar de ascenso

“De mí no lo vas a escuchar. Me niego” ha asegurado Cordero cuando se le ha preguntado por el objetivo de ascender
Juan Carlos Cordero en la sala de prensa de La Romareda
photo_camera Cordero augura una plantilla mejor que la del año pasado

Como cada año más de una década después, cuando se pone el punto final a la temporada regresa la ilusión al seno del Real Zaragoza. No ha sido diferente esta vez, especialmente al ver que el límite salarial puede ser el más importante de este periplo en Segunda División. El director deportivo, Juan Carlos Cordero, es consciente, por lo que promete un equipo ilusionante, aunque se niega a hablar de ascender.

“De mí no lo vas a escuchar. Me niego” ha asegurado sobre esta cuestión antes de llamar a no pedir la cabeza del entrenador en octubre. Eso sí, estar entre los mejores “es una obligación por historia, pero también por plantilla”, por lo que debe ser ilusionante. El primer paso serán los 50 puntos; si se consiguen pronto, habrá que hablar de playoff, y si está cerca el ascenso directo, atacarlo. Ese ha sido el proyecto de temporada de Juan Carlos Cordero, que no quiere saber a estas alturas nada más.

El mercado está todavía en estado embrionario. La competición aún sigue viva, hay playoffs por medio y una jornada más en Primera. Muchos de los jugadores que están mirando se encuentran aún en competición y los rivales que también quieren firmarlos tienen que acabar. A partir de ahí, habrá que “valorar la salida de jugadores, tomar alguna decisión, ejecutar cláusulas de salida de algunos contratos y generar un equipo con expectativas para estar arriba”.

Quiénes son los que van a venir o qué posiciones hay que reforzar son preguntas que, por ahora, no tienen respuesta. Es “muy pronto” para hablar de posiciones, pero “la idea principal es que vengan bastantes jugadores en muchas demarcaciones”. Además, habrá que ver las salidas para, a partir de ahí, mejorar al equipo. La idea es que sean jugadores “en propiedad y por varios años”, pero el mercado también se impondrá y será determinante.

TRES PORTEROS

Una de las cosas que tiene claras el director deportivo del Real Zaragoza es que quiere “tres porteros competitivos”. Se está buscando un acuerdo con Rebollo para que sea uno de los tres, y si no, se irá al mercado. Dependerá del límite salarial, que todavía no es público, aunque apunta a ser alto esta temporada. Así es como se podrán conseguir “jugadores de mayor nivel y talento en la plantilla”, cuestión que también es obligada.

A día de hoy, el Real Zaragoza no ha trasladado a Cordero la necesidad de vender para incrementar las posibilidades en el mercado. Aun así, cree que la cantera será “prioritaria” para sacar adelante el proyecto que llega al cuadro blanquillo. La consigna de la paciencia es clara, pero la ilusión es palpable en el zaragocismo.