Condena lógica en la delantera zaragocista

La delantera del Real Zaragoza presenta números mucho más bajos que varias de las gravemente criticadas por el entorno aragonés.
La delantera del cuadro aragonés escasea de gol
photo_camera La delantera del cuadro aragonés escasea de gol

La delantera del Real Zaragoza promedia menos de dos goles por cabeza en una temporada desoladora. Nadie arriba ha logrado, tras 38 jornadas, anotar una cifra considerable de goles, y únicamente Maikel Mesa, mediapunta, palia el problema. Con la necesidad de ganar al Real Oviedo por supervivencia, los maños se juegan también no firmar su peor etapa de este periplo en Segunda.

Arriba, los máximos goleadores son Iván Azón y Víctor Mollejo, ambos con cuatro, aunque el cedido por el Atlético de Madrid marcó el quinto en Copa. Dos llevan el sello de Manu Vallejo y otro el de Germán Valera. Culminan Enrich y Bakis, que no han visto portería.

La punta de ataque muestra una escasez evidente. Nadie arriba ha sido capaz de lograr continuidad ni de dotar al Real Zaragoza de gol. Es decir, de victorias. Hay que retrasarse hasta la mediapunta para encontrar a Maikel Mesa, con once goles en su casillero, dos de ellos de penalti.

En este momento, el Real Zaragoza se ve gravemente necesitado de puntos y goles. Ni aun ganado todo se maquillaría una temporada desoladora, donde el zaragocismo mostró una ilusión desmedida que en ningún momento fue acorde a las posibilidades. Los primeros triunfos, como bien reconoce el vestuario, no reflejaban la capacidad del equipo. Faltaba sustancia en todas partes.

CONDENADOS POR MENOS

Otros delanteros del Real Zaragoza han sido condenados por el zaragocismo presentando unas cifras a las que, de momento, no se acercan los actuales delanteros. Uno de ellos fue Álvaro Vázquez, que culminó la temporada 2018/19 con diez goles. O Marc Gual, su compañero arriba, con seis. 16 tantos entre los, con un promedio de ocho, por los menos de dos esta temporada.

Hay más claros ejemplos, como el de Ortuño en la 2015/16, al que nunca quiso la afición a pesar de ver portería en siete ocasiones a lo largo de media temporada. Por cierto, ya lleva ocho en el Cartagena, quedando a tres de los once que acumulan todos los delanteros blanquillos.

Incluso, en la última temporada de Agapito, la 2013/14, Roger Martí acumuló 12 goles. Ese mismo año, Henríquez hizo seis, mientras que Luis García anotó cuatro, como Paco Montañés. Delantera de 26 goles.

REHACERSE CUANTO ANTES

En esta tesitura, el Real Zaragoza se ve, como es lógico, lejos de su teórico objetivo de ascender. Es una consecuencia evidente, que cae por su propio peso en un equipo sin mimbres. Al menos, debe rehacerse para salvar la temporada y asumir la próxima con garantías.