Carmelo Cedrún, de Amorebieta a la Selección

La familia Cedrún, con el inigualable Carmelo y su hijo, el ex del Real Zaragoza Andoni, guarda relación con Amorebieta
Carmelo Cedrún junto a Iñaki Williams
photo_camera Carmelo Cedrún creció en Amorebieta y fue figura del Athletic. Foto: Athletic de Bilbao

La familia Cedrún, con el portero histórico del Athletic de Bilbao Carmelo, y su hijo, el inigualable meta del Real Zaragoza Andoni, guarda también relación con el Amorebieta. Porque el padre de familia creció en tierras azulonas convirtiéndose en el hombre que más lejos ha llegado de los que han vestido su elástica. Y ahora, con el Amorebieta – Real Zaragoza en el horizonte fijado en Lezama, resurge el triángulo de los Cedrún con los cuadros vascos y el aragonés.

Carmelo llegó en 1948 al primer equipo azul, como explica el club en su propia historia. Por aquel entonces era uno más, un chaval del barrio de Orobios, en su Amorebieta natal, “que jugaba bajo palos y respondía al nombre de Carmelo Cedrún". “A día de hoy puede presumir de ser, posiblemente, el mejor jugador que ha vestido la camiseta de la Sociedad Deportiva Amorebieta en sus 97 años de historia”, explican en el club. Y si no es así, como mínimo es el que más lejos llegó.

Carmelo solo jugó una temporada en Urritxe, que entonces era Urriche, ya que el Athletic de Bilbao tuvo claro que había que echar el guante al portero. Y ya en su segunda temporada, la 1951/52, completó 20 partidos con el conjunto de Bilbao. Con 23 años, en la 1953/54, Carmelo vistió por primera vez la camiseta de la Selección Española y aquí fue cuando regresó a sus orígenes con la idea de hacer historia.

Fue exactamente el 1 de noviembre de 1954. El conjunto vasco invitó a Carmelo para participar en un partido que la propia entidad había organizado con él como protagonista. De hecho, la organización del choque tenía en mente dos cuestiones. Por una parte, homenajearle “por su recién estrenada internacionalidad” e inaugurar el campo de Urriche. Por fin, tras cuatro años de lavado de cara, tocaba reestrenarlo.

En el nuevo Urriche se procedió al cierre exterior del campo, a la reconstrucción de las casetas y a la edificación tras la portería norte de un desmonte. Allí se habilitaron varias filas de espectadores y, con el paso del tiempo, se convertiría en uno de los fondos más icónicos del fútbol vizcaíno. El partido homenaje a Carmelo Cedrún lo disputaron los dos conjuntos que le marcaron el Amorebieta y el Athletic de Bilbao. Por cierto, no era un Athletic cualquiera, sino el que capitaneaba Telmo Zarra. Como curiosidad, Carmelo jugó en el equipo de Amorebieta.

PARTIDO CONTRA EL REAL ZARAGOZA

La historia que cuentan desde el propio Amorebieta es más relevante ahora que el Real Zaragoza, club por excelencia de su hijo Andoni, ha de visitar tierras vascas. No lo hará en Urritxe, porque mientras compiten en fútbol profesional no juegan ahí, sino en Lezama, donde se realiza la labor de formación del Athletic de Bilbao. La semana avanza con los tres equipos que han marcado a los Cedrún como protagonistas y con los dos que se enfrentan necesitados de victorias.