Bebé se estrena a lo grande en un Real Zaragoza que triunfa en el descuento (0-1)

Si algo parece que ha cambiado en beneficio del Real Zaragoza esta temporada es la pizca de fortuna de los minutos finales.
Bebé celebra el gol ante el Andorra
photo_camera El equipo maño logró la victoria en Andorra en el último minuto con gol de Bebé. Foto: Real Zaragoza

Si algo parece que ha cambiado en beneficio del Real Zaragoza esta temporada es la pizca de fortuna de los minutos finales. La alegría de sumar en la última jugada, esa adrenalina del triunfo final, la ha vivido el zaragocismo por enésima vez esta temporada. Esta vez ante el Andorra, con el debutante Bebé como protagonista y un delirio en la grada del Principado por el 0-1 en el 93. El equipo de Fran Escribá supo vencer ante sus 400 desplazados y alejarse del descenso en una jornada trascendental.

Volvía al ruedo el cuadro zaragocista en el Principado con Cristian en portería y varias novedades. Fran Gámez volvía al lateral derecho, con Jair y Francés en el centro de la defensa y Nieto recuperando el izquierdo. Zapater y Francho ocupaban el doble pivote, con bandas para Bermejo y Vada. Arriba, Simeone y Mollejo. Marc Aguado, de propiedad zaragocista, o Héctor Hével, eran los más destacados del duelo en Andorra.

Un par de disparos de Simeone envalentonaban tras el pistoletazo de salida a un Real Zaragoza que necesitaba ganar. Pero el Andorra logró rehacerse rápido hasta conseguir unos primeros diez minutos que servían para tantearse. Hubo algún acercamiento sin peligro y algún córner en cada área, incluso con un remate alto de Francés y otro de Carlos Martínez, pero poca cosa. Las fuerzas estaban muy repartidas cuando se entraba en el minuto 25.

Malas noticias a los 31 minutos, porque Víctor Mollejo tenía que abandonar el terreno de juego lesionado y Puche ocupaba su lugar. Una mala pisada en un rebote provocaba su sustitución, marchándose en camilla. Y apenas había tenido lugar una internada de Simeone que no encontraba rematador, Bermejo se echaba al suelo en el 35 dando un susto morrocotudo. Podía seguir el mediapunta del Real Zaragoza, al menos por ahora, y se veía alivio en el césped.

Simeone tenía la más clara en el 40, con un control orientado que le dejaba solo ante Marc Vidal, que también salvaba ante Puche. Desde entonces hasta el 51 por los seis de añadido, Bundu tuvo una clara que no logró rematar. No hubo más de una primera parte accidentada para el Real Zaragoza, que perdió a Mollejo y tendría que ver en qué condiciones llegaba Bermejo al descanso.

SEGUNDA PARTE CON ALEGRÍA FINAL

Bebé - ahora sí - entraba por el lesionado Bermejo, que no podía seguir y provocaba el estreno como zaragocista del nuevo fichaje. Ya sobre el terreno de juego, Bundu protagonizaba la primera ocasión de cierto peligro en el 52, pero el disparo se iba fuera. Por parte del Real Zaragoza, le pegaría Puche en el 59, aunque Vidal atraparía sin mucha dificultad. Tenía que encontrar la chispa el cuadro de Fran Escribá, que se acercaba sin peligro real ni ocasiones claras. El mismo problema tenía también el Andorra, sin acierto sobre Cristian.

Pasaba el tiempo en el Estadio Nacional de Andorra con el cuadro del Principado que pasaba a poner centros al área. Alarcón, ya en el 66, entraba al terreno de juego en detrimento de un desaparecido Vada. Llegaba el choque en una fase donde ninguno de los dos equipos se atrevían; las porterías pasaban a ser un mero adorno hasta que, si podía ser, un balón parado solventase la tesitura. Muy aburrido se ponía el choque, y tan solo Bebé en el 74 con una internada por banda izquierda animaba a los desplazados.

Francho y Bakis y Jacobo lograrían un par de acercamientos por parte de ambos cuadros. El Real Zaragoza no acertaba a marcar, pero sí a defender lo suyo y mantener la portería a cero. Alti también demostraba contar con buen disparo, pero la zaga maña iba sorteando las acometidas en busca de una contra. Grau por Zapater era el último movimiento en el banquillo zaragocista. La más clara sería para los locales entonces, con un disparo de Jacobo, obligando a ser Cristian nuevamente el héroe al borde del 90. Alivio en Andorra y toque de atención de cara a los tres minutos de descuento.

Pero ahí estaría Bebé para cambiar las cosas en el 93. Un jugador de Primera División marcaría las diferencias cuando más lo necesitaba el Real Zaragoza. Una pérdida del Andorra permitía a los maños organizar una contra de libro que terminaría con Simeone metiendo un pase y dejando solo a Bebé. El extremo no fallaría y lograría llevar la locura a esos 400 desplazados que disfrutaron una vez más – y esta temporada la suerte sonríe – de una victoria en el último minuto.

FICHA TÉCNICA

FC Andorra: Vidal, Bundu (Valera, 63´), Petxa (Altimira, 76´), López, Mármol, Pampin, Aguado, Hevel, Molina (Gil, 56´), Carlitos (Bakis, 63´) y Albanis (Jacobo, 56´)

Real Zaragoza: Cristian, Fran Gámez, Francés, Jair, Nieto, Zapater (Jaume, 88´), Francho, Bermejo (Bebé, 45´), Vada (Alarcón, 67´), Mollejo (Puche, 32´) y Giuliano.

Goles: 0-1; Bebé (min. 93).

Árbitro: Milla Alvendiz. Amonestó a Pampin (min. 47) por parte del Andorra; y a Bebé (min. 93) por parte del Real Zaragoza.