Adiós este domingo a más del 30% de la plantilla del Real Zaragoza

Entre los que regresan a sus equipos por cesión y el caso de Gámez, que termina contrato, hay ocho jugadores llamados a despedirse del Real Zaragoza.
Zedadka no parece que vuelva a vestir la camiseta del Real Zaragoza
photo_camera Zedadka no parece que vuelva a vestir la camiseta del Real Zaragoza

Ocho futbolistas de los 25 que componen el primer equipo del Real Zaragoza se despiden ya de sus compañeros. Con contrato hasta el 30 de junio de 2024, menos de un mes después del pitido final frente al Albacete, el 32% de la plantilla dice adiós al cuadro aragonés. Habrá que esperar a ver qué sucede con el resto de jugadores, pero apunta a que ese porcentaje se elevará considerablemente.

De ese porcentaje, alto para ser un 2 de junio y con previsión de crezca hasta, al menos, duplicarse, hay algunos que duelen. Por ejemplo, el caso de Edgar Badía, que ha sido un digno sustituto de Cristian en esta media temporada cedido por el Elche. Quizá, el único meta que ha sido capaz de hacer olvidar su figura. Ahora debe regresar al club alicantino, con quien tiene contrato.

Aunque, sin duda, a quien más se va a echar de menos es a Fran Gámez. El lateral derecho termina contrato el último día de junio y no tiene ninguna propuesta para renovar. Por lo tanto, todo apunta a que deberá buscar equipo para la próxima temporada lejos del Real Zaragoza.

Tampoco seguirá Zedadka, que ha pasado sin pena ni gloria por el Real Zaragoza en esta media temporada cedido por el Lille tras disputar once partidos. Ni Mouriño, que aunque ha alcanzado los 28 partidos cedido en su cesión por el Atlético de Madrid, ha sido intrascendente. Se le ven condiciones de buen futbolista, pero todavía está muy verde.

Otro de los que duelen es Raúl Guti, también cedido por el Elche. Es lógico que su deseo es continuar en la capital aragonesa, pero el proyecto del cuadro alicantino está todavía por definirse. No tienen ni siquiera entrenador, y quien tome las riendas del equipo querrá tener una valoración tanto del portero como del centrocampista. Así que, de momento, se despide del Real Zaragoza.

En el capítulo de intrascendentes hay que añadir a Germán Valera y a Manu Vallejo. El primero cedido por el Atlético de Madrid y el segundo por el Cádiz, regresarán a sus equipos sin grandes alardes en la presente campaña. Ambos han estado muy lejos del nivel esperado.

Y por último, Víctor Mollejo. Cumplidor, sacrificado y peleón, el delantero cedido por el Atlético de Madrid ha completado buenos partidos en el Real Zaragoza las dos temporadas que ha disputado. Termina su cesión a final de junio con un aprobado sobrado en la presente campaña.

LOS QUE NO TERMINAN CONTRATO

Tener contrato tampoco será sinónimo de tener un puesto asegurado. Es el caso de Poussin y Rebollo, por ejemplo. O de Bakis. Estos son los ejemplos más claros, pero no los únicos. Se avecina un verano de importante movimiento en el Real Zaragoza con baile de nombres en la búsqueda del ascenso.