¿Vuelve el embalse de Biscarrués? Azcón saca del cajón el proyecto anulado por el Supremo

El Tribunal Supremo anuló en mayo de 2020 el anteproyecto y la declaración de impacto ambiental del embalse de Biscarrués
embalse-biscarrues
photo_camera Azcón quiere que Biscarrués vuelva a estar en la agenda del Gobierno de España

Tres años y medio después de la sentencia que ponía punto final al proyecto del embalse de Biscarrués, el presidente de Aragón, Jorge Azcón, ha vuelto a sacar del cajón esta infraestructura que considera clave ante las necesidades de agua de los regantes y agricultores del Alto Aragón. Una obra que quedó suspendida por el Tribunal Supremo, pero que ahora el Ejecutivo autonómico quiere resucitar.

No en vano, Azcón ha defendido que la gestión del agua es “necesaria” para “crear miles de hectáreas de regadío” en el territorio, apostando igualmente por la finalización de las cuatro grandes obras en marcha, véase Almudévar, Mularroya, Santolea y Yesa. Por ello, ha garantizado el “apoyo” del Gobierno de Aragón para que estas infraestructuras, “aunque con retraso”, se pongan en marcha lo antes posible.

En este sentido, el presidente aragonés quiere que Biscarrués vuelva a estar en la agenda del Gobierno de España. “Es importante que, con consenso y criterio técnico, vuelva a ponerse en el Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro. Debemos promover mejoras tecnológicas y una forma de gestionar más eficaz para desperdiciar los menores recursos posibles”, ha señalado Azcón.

Fue el 19 de mayo de 2020 cuando el Tribunal Supremo anulaba el anteproyecto y la declaración de impacto ambiental del embalse de Biscarrués, aprobado inicialmente en febrero de 2012, al cuestionar que la declaración de “interés general” sea equiparable al “interés público superior” que demandaba la Directiva Europea del Agua. Una cuestión que, según Azcón, “no quiere decir que no se pueda subsanar” para que termine convirtiéndose en realidad.

Más en POLÍTICA