TA afirma que la verdadera reforma constitucional que debe hacerse ha de ser para reequilibrar el Estado

Tierra Aragonesa ha calificado la modificación constitucional como un atentado al estado del bienestar. El partido entiende que hace falta una reforma, pero ésta debe servir para terminar con los desequilibrios territoriales, que reconozca el derecho a la autodeterminación y tome el modelo de financiación navarro y vasco.

Zaragoza.- Tierra Aragonesa (TA) considera una intromisión inaceptable y un “atentado” al estado del bienestar, la propuesta de Alemania, aceptada por el Gobierno español de establecer un límite de gasto en la Constitución. El partido entiende que una reforma de la Constitución es necesaria, y ha de servir para terminar con los desequilibrios territoriales, reconociendo el derecho de autodeterminación y limitando los fondos de solidaridad interterritorial y de suficiencia. Además, debe tomar el modelo de financiación navarro y vasco como fórmula de financiación del estado español.

TA considera que una limitación constitucional en gasto público, de estas características, sólo servirá para liquidar más aún el estado del bienestar. En un comunicado, señala que el efecto económico de su desmantelamiento paulatino hará que el Estado tenga menos peso en la economía de forma progresiva y, por lo tanto, impedirá el crecimiento económico, la salida de la crisis, y la creación de empleo.

No en vano, afirman, el Estado español no puede competir en igualdad de condiciones con sociedades donde la explotación laboral y el sistema capitalista actúan sin freno.

Tierra Aragonesa sostiene que en una coyuntura de privatización de servicios públicos y de intentar competir con países emergentes del sudeste asiático en costes de producción sin ser España un país destacado en I+D+i, el país estará “condenado a reducir paulatinamente el poder adquisitivo de la ciudadanía, hasta el punto de generar importantes núcleos de pobreza como en el tercer mundo”.

Por ello, creen imprescindible que se haga una política decidida en favor del estado del bienestar a todos los niveles, tanto a nivel del Estado como en Aragón, optimizando los recursos públicos: desaparición de las diputaciones provinciales, mayor eficiencia de las comarcas, reestructuración profunda de empresas públicas autonómicas...

Tierra Aragonesa considera que el verdadero desequilibrio de la economía, del que muy pocos quieren hablar, es el territorial. “Tradicionalmente pocas comunidades han ofrecido un superávit a las arcas del Estado, entre ellas Aragón. Territorios como Castilla-León, Castilla La Mancha, Galicia, Asturias, Extremadura, Andalucía y Murcia, han mantenido un fuerte déficit en sus cuentas públicas, y en su aportación al PIB”, resaltan en el comunicado.

Por otro lado, TA cree que tampoco puede obviarse la “mala gestión política y económica” con que se ha conducido a la sociedad, la “irresponsabilidad” de poner en riesgo todo el sistema y orquestar políticas de contención de gasto basadas en terminar con las conquistas sociales de la ciudadanía.

“Esta mala gestión, el despilfarro a que nos tiene acostumbrados la gestión de una alta clase política atrincherada en sus privilegios, ni puede continuar ni quedar impune. En este sentido Islandia ha dado al mundo una gran lección de democracia y responsabilidades políticas al enjuiciar al expresidente del país”, afirman.

Tierra Aragonesa destaca que el modelo social y económico de las comunidades forales, Navarra y Euskadi, es el único que ha podido resistir los efectos de la recesión económica en materia de crecimiento económico y de destrucción de empleo, por lo que creen que éste debería de ser el camino: El Estado Federal.