Rudi asegura que los ajustes presupuestarios no afectarán a los servicios sociales

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha asegurado que los ajustes presupuestarios necesarios no van a afectar a los servicios sociales. No obstante, ha advertido a las asociaciones que los prestan de que no hay recursos para incrementar las partidas.

Zaragoza.- La partida de servicios sociales de los próximos presupuestos de Aragón no se verá afectada por los recortes. Así lo ha asegurado la presidenta de la Comunidad, Luisa Fernanda Rudi, ante un centenar de entidades sociales que se han reunido este jueves con la jefa del Ejecutivo, con el consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, y con todo su nuevo gabinete para conocer la situación de partida en esta materia.

A pesar de que no habrá recortes en este sentido, Rudi ha señalado que tampoco hay recursos para aumentar las cuantías que se venían destinando a las entidades sociales que prestan este tipo de servicios. Y es que, según Luisa Fernanda Rudi, actualmente se está inmerso en una etapa “complicada, de penurias y de restricciones” y que eso se ve reflejado en los presupuestos.

La presidenta ha aseverado que su Gobierno pretende cambiar la sensación que hay entre muchos colectivos de que el Ejecutivo “administra de espaldas a los administrados”. Por ello, ha resaltado esta primera “toma de contacto” que posteriormente se transformará, tal y como ha deseado, en una mesa permanente de coordinación para que la comunicación “fluya en dos direcciones”.

Rudi ha destacado que antes de acceder a la Presidencia de la Autonomía pudo comprobar de la mano de muchas asociaciones las penurias económicas por prestar un servicio “al que la Administración no llega” y los problemas que surgían de la “improvisación” de la DGA a la hora de ayudar económicamente a según que proyectos que se alargan en el tiempo.

Es por eso que ha anunciado que se han dado instrucciones a los servicios jurídicos para que busquen una fórmula que permita vincular la financiación pública a la duración del proyecto, con un límite de tres años, lo que facilitaría su planificación.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, ha insistido en que las relaciones de su Departamento con las entidades sociales “van a ser muy estrechas” porque así lo exige la actual situación económica.

Ante los asistentes, Oliván ha puesto sobre la mesa el déficit existente en el área de servicios sociales que asciende a 30,7 millones de euros. De estos, 28,8 millones se ubican en dependencia y 1,9 en el Ingreso Aragonés de Inserción. Ha explicado que, aunque el déficit manejado obedece a diversas causas, se ha detectado una deficiente previsión de gastos discordante con las necesidades reales. Dicho lo cual, Oliván ha afirmado que su prioridad es garantizar la sostenibilidad del sistema actual, tanto en el momento presente de crisis, como en el futuro.

También ha afirmado que se pretende lograr la colaboración de todos los entes sociales, “los gestores públicos precisamos siempre de ella, y en este momento, más que nunca. Estamos abiertos a escuchar todas las propuestas a debatirlas y aplicarlas si así se acuerda, para mejorar las políticas sociales” ha afirmado el consejero.

Imagen del encuentro mantenido este jueves

En cuanto a calidad y atención al usuario, ha incidido en asegurar la equidad y accesibilidad territorial, así como la puesta en marcha de un Plan de Calidad dirigido hacia la excelencia en la provisión de los servicios y atención al usuario. Ha hecho especial hincapié en que la Ley de Dependencia cumpla verdaderamente sus objetivos ya que la aplicación de dicha ley se está convirtiendo más en un subsidio. Con respecto a inmigración, ha recordado que se adoptarán las medidas necesarias para que, de forma efectiva, las corporaciones locales emitan los informes de arraigo y vivienda.

En el área de Familia, Oliván ha destacado que “ya se está trabajando en medidas de política fiscal beneficiosas para las familias. Nuestro objetivo es la consecución, en plenitud, de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en las administraciones publicas y en las empresas privadas”. Especial hincapié ha hecho el consejero cuando ha hablado de aprobar el Decreto regulador de los Puntos de Encuentro Familiar.

Con respecto a servicios sociales ha afirmado que ya se está trabajando en la mejora de la gestión interna del IASS. Además se va a potenciar el Consejo Aragonés de Servicios Sociales y el Consejo Interadministrativo de Servicios Sociales. También, ha añadido, se va a desarrollar y cumplir los plazos de ejecución del “Plan Integral de la Infancia y la Adolescencia en Aragón 2010-2014”. Incrementar el compromiso social del tejido empresarial Aragonés y potenciar el Consejo Superior de Barreras Arquitectónicas y cumplir la cuota legal de empleo para discapacitados, también está entre los objetivos de la Consejería.

En el área de Mujer, Oliván ha incidido en que va a potenciar actuaciones tendentes a promover la maternidad. En concreto, ha propuesto una Ley de Protección de la Maternidad, prestando especial atención a las madres más vulnerables. Asimismo, se va a garantizar con políticas activas que el embarazo y la maternidad no sean causa de exclusión social o laboral.

El consejero ha hablado de Juventud, donde ha afirmado que se va a favorecer su emancipación, así como su inserción social, creando medidas para incentivar el empleo juvenil. Además se va a promover la colaboración con empresas y universidades y se va a fomentar el asociacionismo juvenil, escuchando de forma activa a todas las asociaciones y colectivos representativos de un amplio sector de la juventud.