PSOE y PAR rechazan una proposición no de ley que pretendía reducir un 50% los cargos de confianza del Gobierno de Aragón

La Comisión Institucional de las Cortes ha rechazado, con los votos de PSOE y PAR, una proposición no de ley, a propuesta del PP, que pedía la reducción en un 50% los cargos de confianza del Gobierno de Aragón. Asimismo, solicitaban que a estos trabajadores se les controlara laboralmente el número de horas que realizan.

Zaragoza.- En la actualidad existen unas 128 personas que desempeñan las labores en puestos de confianza. Por este motivo, el Partido Popular ha presentado una proposición no de ley, rechazada por los partidos que sustentan al Ejecutivo autonómico PSOE-PAR, en la que se pretendía la reducción en un 50% de los cargos de confianza del Gobierno de Aragón.

El diputado del Partido Popular Antonio Suárez ha denunciado públicamente ante la Comisión Institucional de las Cortes que en los últimos años se ha producido un aumento “incontrolado” del llamado personal eventual o de confianza en los distintos Departamentos de la Diputación General de Aragón.

Además, ha apuntado que existen “dudas fundadas”, en algunos casos, de cuál es el trabajo que están desarrollando al servicio de la Comunidad Autónoma. Especialmente, ha resaltado que estos trabajadores no sólo desempeñan sus labores en los gabinetes de los consejeros, sino que se ha “poblado de personal de esta naturaleza trabajos que son técnicos”. “Hay auxiliares administrativos en la sede del Ejecutivo autonómico en Bruselas o en Madrid, por citar dos ejemplos, que son personal de confianza”, ha matizado.

Suárez ha animado al Gobierno autonómico a “no abusar” de este tipo de trabajadores en un “tiempo de crisis en el que es más necesario que nunca la austeridad”.

Afirmación que no ha sido compartida desde el Partido Socialista Obrero Español. Su diputado Carlos Tomás ha recordado que “los asesores no ocupan cargos de carácter técnico” y la ley recoge la contratación de este tipo de personal. “Son personas de atribuciones diversas y cuyos horarios no tienen nada que ver por extensión con los de los empleados públicos”, ha destacado el diputado socialista, quien ha defendido la “absoluta responsabilidad” con la que estos cargos afrontan su trabajo. En esta línea, la diputada del Partido Aragonés Ana de Salas ha añadido que los cargos de confianza son una clase de empleado público prevista en por la “legislación y son la manifestación de la potestad del Gobierno de Aragón en su carácter organizativo” y ha aseverado que son “órganos de apoyo especial y asesoramiento”.

El diputado de Chunta Aragonesista, grupo que se ha abstenido en la reducción del 50% por ser una cifra taxativa, pero que ha apoyado el control de los trabajadores, Chesús Bernal ha solicitado que se “cumpla” la Ley del Presidente que “regula” la utilización de este tipo de cargos públicos.   

Más en POLÍTICA