El PSOE cree que la DGA no pondrá en marcha ninguna acción de gobierno hasta después del 20-N

Los socialistas creen que para el PP gobernar en Aragón es un ejercicio contable, mientras que para ellos es hacerlo pensando en los ciudadanos y en cómo salir cohesionados y reforzados de la crisis. Aseguran que hasta después de las elecciones generales no pondrán en marcha ninguna acción de gobierno.

Zaragoza.- El PSOE cree que para el PP gobernar en Aragón es un “mero ejercicio contable”, mientras que para ellos es pensar en los ciudadanos y en “cómo salir cohesionados y reforzados de la crisis”, tal y como ha explicado la presidenta de su grupo parlamentario, Eva Almunia. Los socialistas creen que los populares no han puesto en marcha ninguna acción de gobierno hasta el momento “por temor al 20 de noviembre”, pero han asegurado que “la música de fondo suena a recortes y a la derecha más conservadora”.

Almunia ha considerado “irresponsable” no querer gobernar hasta después del 20 de noviembre y más aún “el intentar hacer en este tiempo oposición a la oposición”. La presidenta del grupo parlamentario ha remarcado que el tiempo que lleva gobernando en el PP ha estado marcado por “la inacción” y por “no saber hacia donde nos llevan las políticas de este Gobierno”.

La socialista ha mostrado su preocupación por la educación, la sanidad y la dependencia, ya que ha considerado que pueden ser “los paganos de la crisis” con el actual Gobierno.

En materia de educación ha mostrado su inquietud en la calidad del servicio y en la formación de los aragoneses para que “puedan seguir ejerciendo en la Comunidad su profesión”. Por su parte, en sanidad ha fijado su preocupación en el acceso de los ciudadanos a los avances científicos y tecnológicos y el acceso a los servicios sanitarios. Además, ha criticado que se hayan bajado puestos en el ranking de comunidades de atención a la dependencia y que no se cubran plazas en residencias.

La presidenta del grupo parlamentario también ha incidido en que los populares no son conscientes de que “gobiernan porque lo apoya otro partido que es herencia del Gobierno anterior” y ha subrayado que en el anterior Ejecutivo las decisiones se adoptaban en el Consejo de Gobierno donde había representación del PSOE y del PAR.

La dirigente socialista ha criticado la incapacidad del Gobierno “para tener una mínima delicadeza de hablar con la oposición” en temas como la Travesía Central del Pirineo o la puesta en marcha de medidas para salir de la crisis.

Secretaría General PSOE

La presidenta del grupo parlamentario PSOE, Eva Almunia

Durante su declaración a los medios de comunicación, Almunia no ha querido desvelar si aspira a suceder a Marcelino Iglesias en la Secretaría General del PSOE en Aragón y ha postergado cualquier decisión hasta el año próximo, cuando tenga lugar la elección. Ha reconocido que el partido tiene en estos momentos como prioridades la Conferencia Política que se celebra este fin de semana y las elecciones generales del 20 de noviembre.

Almunia ha asegurado que no es de las que crea que “surjan líderes que nos vayan a salvar de las situaciones” sino “en liderazgos compartidos” y ha querido dejar claro que el debate sobre la Secretaría General “todavía no toca”.

Mallén

Sobre el alcalde de Mallén, Antonio Asín, Almunia no ha querido opinar de manera directa y ha indicado que le corresponde al PSOE de Zaragoza tomar las medidas oportunas. Por ello, ha mostrado su respeto ante las decisiones que tome el órgano provincial.

Deuda Ayuntamiento-Comunidad

Almunia también ha dado su opinión sobre el conflicto entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón por las deudas entre ambas instituciones. La socialista ha remarcado que “las herencias hubiesen sido las mismas para cualquier Gobierno, pero las soluciones son distintas”.

La dirigente ha reconocido que la gestión que está llevando a cabo el Gobierno de Aragón no sería la misma que si estuviesen los socialistas y ha afirmado que este tipo de conflictos “son cosas que se hablan”.

Coalición IU-CHA

Ante la posibilidad de una coalición electoral entre CHA e IU, Almunia ha mostrado su respeto ante la decisión y la ha considerado legítima. Sin embargo, ha subrayado que es “una estrategia de maquillaje de una formación que no iba a tener unos buenos resultados y de otra que tiene aspiraciones de un mayor grupo parlamentario”. 

Más en POLÍTICA