PSOE, CHA e IU se unen para exigir a PP y PAR que rompan la disciplina de voto en el Senado para apoyar al carbón

La oposición exige a Rudi que mande a sus senadores que rompan la disciplina de voto para apoyar al carbón. Lo hace en una proposición no de ley en defensa del carbón y la minería de Aragón, en la que además piden el cumplimiento de los compromisos adquiridos en el Plan Nacional y uno nuevo hasta 2018.

Zaragoza.- Los diputados del PSOE José Ramón Ibáñez; de CHA Joaquín Palacín y de IU Luis Ángel Romero se han unido este miércoles para presentar una proposición no de ley para defender la minería del carbón y las comarcas mineras de la Comunidad. Una propuesta que incluye la exigencia de que la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, mande a los diez senadores del Partido Popular y del Partido Aragonés que rompan la disciplina de su grupo y voten a favor de modificar los Presupuestos Generales del Estado, que en estos momentos recogen el recorte del 63% de las ayudas a la producción de carbón.

Para los diputados, se trata de “un golpe de muerte” para la provincia de Teruel y más concretamente para las zonas mineras y hablan de “excusa” del PAR y del PP para no apoyar esta iniciativa en lo que se refiere a este punto. Así, han explicado Ibáñez y Romero que estos dos grupos no han querido dar su apoyo apelando a que la presidenta no puede hacer este mandato legalmente. Sin embargo, estos defienden que sí puede hacerse al igual que cuando rompieron la disciplina absteniéndose en una cuestión referida al trasvase.

Ibáñez, Palacín y Romero han manifestado que éste es un punto “capital” que exigen los mineros y la patronal del sector.

Por otro lado, han acusado al Gobierno aragonés de “no hacer nada” ante el recorte, que dicen, supondrá el cierre de estas comarcas y han apostado por seguir apoyando económicamente al sector, igual que se hace con otros como el de la automoción.

En la proposición se pide además que la DGA reclame a Madrid el "cumplimiento íntegro" de los compromisos adquiridos en el Plan Nacional de Reserva Estratégica del Carbón para 2006-2012; la firma “inmediata” de los convenios de infraestructuras de las distintas convocatorias aprobados en las mesas regionales de la minería; la exigencia del apoyo a la directiva europea que garantiza la libre disposición del Estado miembro de consumir el 15% de energía autóctona; y un nuevo plan nacional para 2013-2018 negociado con los sindicatos mineros y la patronal del sector.

Las seis explotaciones mineras de la Comunidad emplean a 539 personas directamente y generan unos 4.000 empleos indirectos, afectando a 16 municipios sobre todo de la provincia de Teruel aunque también al de Mequinenza en Zaragoza. Además, la minería supone el 50% del PIB industrial en la provincia de Teruel.