PP y Vox calman las aguas después de acercar posturas por una inmigración “ordenada”

Los dos partidos se comprometen a cumplir con la normativa estatal y, al mismo tiempo, no facilitar la entrada de ilegales
Imagen previa a la reunión. Foto: Partido Popular
photo_camera Imagen previa a la reunión. Foto: Partido Popular

Hay coalición para rato. Partido Popular y Vox han dado carpetazo este miércoles a semanas de polémica sobre su pacto de Gobierno en Aragón. Ambas formaciones han acordado en la reunión para el seguimiento del acuerdo, que se ha prolongado durante cerca de una hora, apostar por un modelo de inmigración "ordenada". Se cierra así la puerta a la llegada de ilegales, el “ni uno más” de Santiago Abascal que abrió la caja de los truenos, y la colaboración con las mafias, y al mismo tiempo se comprometen a seguir las directrices del Ministerio para el reparto de menores desde Canarias.

Seis personas han formado parte de la reunión, cinco de ellos consejeros. Del lado popular han estado la vicepresidenta segunda y responsable de Economía, Mar Vaquero, el de Hacienda, Roberto Bermúdez de Castro y Octavio López (Fomento). La comitiva de Vox la han formado el número dos de Azcón y consejero de Despoblación, Alejandro Nolasco y el titular de Agricultura, Ángel Samper, acompañados de la vicesecretaria nacional de Acción de Gobierno de la formación, Monserrat Lluís.

Según han explicado sus participantes, la cita se ha desarrollado en tono cordial y ha estado centrada por la polémica migratoria. Al margen de las competencias propias de la DGA, Mar Vaquero ha reseñado que ambas partes critican al Gobierno Central por “no estar actuando con lealtad en esta materia”. “No pueden esconder obligaciones de organización o financiación, es algo que está creando graves problemas”, ha comentado. En este sentido, Nolasco ha calcado sus últimas declaraciones, ya que cree que Pedro Sánchez “reparte como fardos” a los menores en lo que califica de “política irresponsable”. “No le quito ni una coma a la vicepresidenta”, ha insistido, subrayando que “el Gobierno de Aragón tampoco va a hacer ofrecimientos” más allá de la cuota que deba cumplir.

Nolasco, por cierto, arrancaba sus palabras quitando hierro a la expectación que ha despertado el encuentro. “Es normal que haya reuniones cada cierto tiempo”, ha declarado. Ni él ni Vaquero, tomando la voz por sus respectivos partidos, han negado las discrepancias presentes y futuras, si bien se emplazan a aparcarlas para seguir colaborando en otros asuntos como la vivienda o las políticas fiscales. Es el caso de la eliminación del grupo dos del impuesto de Sucesiones, que también figura entre los puntos pactados en agosto.

LA JUNTA DE PORTAVOCES VETA UNA COMPARECENCIA DE NOLASCO

En clave parlamentaria, Vaquero ha despejado las dudas sobre el veto en la Junta de Portavoces de este mismo miércoles a una comparecencia de Nolasco sobre sus “declaraciones xenófobas” a propuesta del PSOE. Asegura que no se ha admitido por incluir juicios de valor. “No vamos a admitir marcos por los que se acuse de xenófobo a este Gobierno”, ha manifestado.
 

Más en POLÍTICA