PLENO

PP y PAR defienden en la DPZ la nueva ley de lenguas propias de Aragón

El Pleno de la DPZ ha rechazado con los votos de Partido Popular y Partido Aragonés una moción de Chunta Aragonesista en la que solicitaba un apoyo “sin complejos” a la realidad trilingüe de la Comunidad. Ambos partidos han defendido el anteproyecto de la nueva ley de lenguas propias de Aragón.

Zaragoza.- Los grupos provinciales del Partido Popular y el Partido Aragonés en la Diputación Provincial de Zaragoza han votado en contra de una moción que Chunta Aragonesista ha presentado en el Pleno en la que solicitaba un apoyo “sin complejos” a la realidad trilingüe de la Comunidad.

El diputado provincial de CHA, Bizén Fuster, ha sido el encargado de defender la propuesta mostrando su oposición al anteproyecto de la nueva ley de lenguas propias de Aragón que “amenaza” la anterior Ley de Lenguas, aprobada en 2009 y que “no ha colmado las propias previsiones”, y la “descafeína más” llegando al “ridículo” de hacer desaparecer las propias lenguas y su propia denominación.

En la propuesta de resolución se pedía que “se rechace cualquier modificación legal que suponga un recorte de los derechos lingüísticos de la ciudadanía aragonesa, que respete en su integridad la Carta Europea de las Lenguas Regionales o minoritarias, así como respetar los derechos de los hablantes que reconoce la legislación internacional, europea, española y aragonesa”.

Según el listado de municipios incluidos en las zonas de utilización predominante de su respectiva lengua o modalidad lingüística propia, en la provincia de Zaragoza son directamente afectados los municipios de Ardisa, Bagüés, Biel-Fuencalderas, el Frago, Longás, Mianos, Murillo de Gállego y Santa Eulalia de Gállego; y en el caso del catalán, los municipios de Fabara, Fayón, Maella, Mequinenza y Nonaspe.

Negar la existencia del aragonés y del catalán reduciéndolas a la etiqueta de modalidades de una lengua “desconocida” es un “absurdo” al que hay que dar respuesta, ha continuado Fuster, quien ha recordado que el 7% de la población total de Aragón habla estas lenguas.

Aunque cree que no debería ser una cuestión política, también ha añadido que CHA ha llevado el asunto a varias instituciones europeas, donde le han dado la razón. Y ha incidido en la importancia de “ser respetuoso con los derechos de los hablantes, con nuestro patrimonio cultural y riqueza patrimonial”.

Desde el Partido Popular, a través de su portavoz José Manuel Larqué, ha defendido el anteproyecto del Gobierno de Aragón explicando que lo que se pretende es la protección de las variedades lingüísticas “eliminando aquel catalán que Aragón no reconoce como suyo y un aragonés artificial que sacrificaba nuestro rico patrimonio”.

En esta línea, ha señalado que se cumple el Estatuto de Autonomía y que respeta la pluralidad lingüística, garantiza la protección y promoción y el derecho al aprendizaje “de forma voluntaria”. Según Larqué, no quieren utilizar el idioma como un motivo de confrontación y creen innecesaria una coficialidad que “nadie reclama” y que supondría un “gasto inútil” estimado en unos 25 millones de euros.

Bancada del PAR
Bancada del PAR

Por su parte, el portavoz del PAR, Raúl Ariza, ha apuntado que facilitó la aprobación de la anterior ley aunque no recogía algunos preceptos que defienden. Ha añadido que siempre defenderán la preservación de las modalidades lingüísticas, pero que no aceptan el nombre de catalán unificado porque “anula la riqueza lingüística e histórica”. Y es que, a su juicio, “no se recorta ningún derecho lingüístico de la ciudadanía aragonesa”.

Desde el PSOE han apoyado la iniciativa de CHA y han incidido en que las poblaciones de la Franja hablan en catalán y que por lo tanto no es necesario hablar de modalidades lingüísticas. No obstante, su portavoz, Martín Llanas, ha advertido de que en estos momentos hay otros asuntos que son “prioritarios” para los habitantes como la firma por parte del presidente de la Diputación de las subvenciones de residencia o cómo les van a afectar los recortes en Educación y Sanidad.

El diputado de IU, José Julio Miramón, también ha apoyado la moción calificando de “despropósito” este anteproyecto que “atenta” contra las lenguas aragonesas y que, a su juicio, va a conllevar a su desaparición.

Ruegos y preguntas 

En el turno de ruegos y preguntas, Miramón ha preguntado sobre la situación de algunos camiones autobomba rurales para incendios que “desde hace meses permanecen inactivos por cuestiones técnicas” y que, “según fuentes de la DPZ mantiene un impecable mantenimiento además de las correspondientes revisiones de ITV”.

Sin embargo, ha apuntado que esto ya se denunció hace un año y ha incidido en que la obsolescencia de medios provoca que el servicio de protección de incendios trabaje “en precario”.

A este respecto, el vicepresidente de la DPZ, José Antonio Sanmiguel, ha adelantado que están inactivos por "Inspección de Trabajo", que serán sustituitos y que recibirá más información sobre este asunto.