PP y PAR aprueban la Ley de Medidas Fiscales para 2015 con la reducción del tramo autonómico del IRPF

En solitario, al igual que los Presupuestos, PP y PAR han aprobado este martes la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas de Aragón para 2015. El texto recoge una reducción del tramo autonómico del IRPF que, según la DGA, permitirá ahorrar a los aragoneses 25 millones de euros, y una bonificación del 65% en el Impuesto sobre Sucesiones.

Zaragoza.- En solitario, al igual que los Presupuestos, los socios de Gobierno, PP y PAR, han aprobado este martes, a las 17.45 horas, la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas de Aragón para 2015. El texto recoge una reducción del tramo autonómico del IRPF que, según la DGA, permitirá ahorrar a los aragoneses 25 millones de euros, y una deducción del 15% por gastos de guardería para hijos menores de tres años.

Con la nueva ley también se ha aprobado una bonificación del 65% en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en las adquisiciones “mortis causa” e “inter vivos” (el objetivo de esta reducción estaba en el 100%). Con respecto a las tasas, aunque se crean nuevas figuras, las ya existentes no experimentan incremento alguno.

El portavoz de Hacienda del PP en las Cortes, Jorge Garasa, ha afirmado, durante la defensa del texto, que el Partido Popular es, sin lugar a duda, "la formación del empleo, del crecimiento económico y del bienestar”, y ha reprochado a la oposición que repitan una y otra vez las mismas enmiendas, “muchas de ellas basadas en incrementos de las cargas impositivas y restricciones de beneficios fiscales”.

El diputado del PAR, Antonio Ruspira, ha reconocido que el paso del 50 al 65% en la bonificación del Impuesto de Sucesiones “se ha quedado corta”; no obstante, ha aventurado que, en próximas legislaturas, mejorarán esa cifra. Durante su intervención, ha puesto en valor la “permanente dinamización económica” que supone la deducción por gastos de guardería, la congelación de las tasas o las reducciones por adquisiciones de viviendas en núcleos rurales.

Por su parte, la portavoz socialista en la Comisión de Hacienda de las Cortes de Aragón, Ana Fernández, ha criticado que el Ejecutivo de Rudi ha perdido una oportunidad de llevar a cabo una reforma fiscal ambiciosa, abandonándose al electoralismo.

Fernández ha advertido también de que esa reducción del tramo autonómico impedirá que se mejoren los servicios públicos. Según la portavoz, con las cantidades que no se van a recaudar, se podrían haber atajado los recortes en Sanidad, Educación o Servicios Sociales. Durante su turno, Ana Fernández ha defendido la recuperación de impuestos medioambientales y la creación de una figura impositiva que grave los depósitos de las entidades de crédito.

El diputado de Hacienda de IU, Adolfo Barrena, ha asegurado que los 25 millones de euros que, supuestamente, se van a ahorrar los aragoneses no compensan lo que les cuesta la factura de luz, el copago sanitario, las tasas de la Administración de Justicia o los gravámenes para estudiar FP. El diputado de Izquierda Unida ha denunciado que las políticas fiscales del PP aumentan la brecha entre los que más ganan y los que menos, y ha defendido nuevos impuestos medioambientales, entre ellos, un nuevo gravamen sobre la utilización de los montes públicos.

El portavoz del Grupo Parlamentario de Chunta Aragonesista (CHA), José Luis Soro ha apostado por bajar todavía más el tramo del IRPF autonómico y desarrollar una “fiscalidad verde efectiva". Soro ha propuesto una figura impositiva que grave la instalación de aparcamientos en zonas de esquí, otra relativa a los depósitos de sustancias peligrosas y deducciones en el IRPF si se adquieren abonos de transporte público.

Más en POLÍTICA