El nuevo Gobierno central genera sentimientos encontrados en Aragón

El nuevo Gobierno central ha generado reacciones enfrentadas en Aragón. Unos piensan que es un gobierno que va a generar confianza e ilusión, mientras que otros critican el continuismo y dicen temer que todo va a seguir igual en Aragón. Lo que han fallado han sido las quinielas, porque Rudi finalmente se ha quedado sin Ministerio.

Zaragoza.- Después de la espera, por fin este jueves por la tarde se ha conocido el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy. Hay carteras que no cambian de responsable (Hacienda, Economía, Medio Ambiente…) pero en otras sí que hay caras nuevas como María Dolores de Cospedal en Defensa o Juan Ignacio Zoido en Interior.

Había muchas quinielas sobre quién iba a entrar en el Gobierno y en ellas se encontraba Luisa Fernanda Rudi, que finalmente se ha quedado sin cartera ministerial. Una vez resuelto el misterio, las reacciones han tardado escasos minutos en llegar.

El portavoz del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, ha resaltado que es un Gobierno "continuista" que no ha mostrado interés por Aragón porque "no hay ningún ministro o ministra de la Comunidad". Lo positivo, ha resaltado Guillén, "es que el PP va a gobernar en minoría y tendrá que hacer del diálogo y del pacto sus señas de identidad".

El Gobierno de Aragón va a remitir "inmediatamente" una carta para que el Ejecutivo central convoque la comisión bilateral.

Partidos políticos

Desde el Partido Popular, el secretario general en Aragón, Octavio López, ha remarcado que el de Rajoy es un Gobierno "sólido, que mezcla la experiencia con la renovación y en el que todos son personas con sólida formación, ideas, principios y una gran trayectoria". López asegura que van a trabajar en el pacto y el diálogo y que desde Madrid se va a dar "confianza e ilusión".

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Javier Sada, ha seguido la línea de Guillén remarcado que es un Gobierno "continuista" en el que lo único positivo es que la situación "se ha desbloqueado".

Para Podemos, el nuevo gabinete "no sorprende y es continuista", por lo que "va a seguir generando desigualdad y crisis". En cuanto a los cambios, el secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, considera que cualquier ministro de Interior "va a ser mejor que Fernández Díaz" y tiene un mensaje muy directo para Cospedal: "Celebrar que llegue al Ministerio de Defensa porque eso significa que ahora las guerras en las que participe España serán en simulación y en diferido".

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, ha apoyado la decisión de Rajoy porque "es un Gobierno que conoce bien Aragón y que es equilibrado y está dispuesto al acuerdo".

Para Ciudadanos, este Gobierno "permite salir de la parálisis". Aunque es un gobierno "continuista en los nombres y caras, no lo es en los contenidos", ha remarcado su portavoz en las Cortes, Susana Gaspar. Para Ciudadanos, Rajoy "se tiene que poner a trabajar, se tiene que poner las pilas".

Desde CHA, el diputado Gregorio Briz ha lamentado que "no haya habido novedades y que los pesos pesados sean los mismos" porque tenía "expectativas". "Vemos una mayor carga política y no sé si esto indica una posibilidad de negociación o no", ha añadido. Para Briz, "Aragón no va a seguir parado". Y ha dado un apunto más: "No hay paridad".

Finalmente, la diputada de IU Patricia Luquín, ha insistido en el calificativo de continuista y ha criticado "el inmovilismo" porque "se van a seguir aplicando las mismas políticas". "Esperábamos más de Rajoy", ha sentenciado.

Más en POLÍTICA