Nolasco (Vox) pide la expulsión de 67 inmigrantes que dijeron ser menores y no lo eran

El vicepresidente aragonés ha alertado del aumento de la criminalidad en zonas como El Gancho o Delicias
nolasco-inmigrantes
photo_camera El vicepresidente ha realizado estas declaraciones frente a uno de los albergues de Zaragoza que acoge a más de un centenar de inmigrantes

El diputado de Vox y vicepresidente primero de Aragón, Alejandro Nolasco, ha pedido la expulsión del territorio nacional de 67 inmigrantes llegados de Canarias que aseguraron ser menores y, tras las pruebas realizadas en el IMLA, se comprobó que no lo eran. Desde el Ejecutivo autonómico se garantiza ayuda y alojamiento a los menores de 18 años, pero, tras conocer su edad real, quedan en manos de las entidades locales y el Ministerio, y el representante de Vox en el Gobierno reclama su expulsión de la Comunidad.

Con esta cuestión, Nolasco ha denunciado la “desastrosa gestión” de Pedro Sánchez en la inmigración “ilegal”, lo que, a su juicio, es un foco de delincuencia y criminalidad. “La inmigración ilegal no se está atajando. Somos contundentes. De seguir así, vamos a acabar como países como Francia, Bélgica o Suecia, donde hay barrios en los que los vecinos tienen vetada la entrada”, ha expuesto.

El vicepresidente ha realizado estas declaraciones frente a uno de los albergues de Zaragoza que acoge a más de un centenar de inmigrantes que ya tendrían la primera fase del asilo político del Ministerio del Interior, lo que impediría su expulsión, aunque ello no es óbice para que Vox se retracte. “Aunque haya 120 aquí, hay muchos que ni siquiera han pedido condición de asilo. Hacemos de la excepción un tema. Hay una gran parte de inmigrantes que son ilegales, y hay una criminalidad asociada a inimgración ilegal. Esto es así en España, Francia y Bélgica. Me parece bien el discurso buenista. Nos acordaremos dentro de 20 años. Veremos quién tenía razón. Espero no tenerla yo”, ha respondido a preguntas de los medios de comunicación.

Ante ello, Nolasco ha reconocido que las competencias del Gobierno de Aragón son “limitadas”, más allá de “no fomentar el efecto llamada”. “Hay gran cantidad de mafias que se dedica al tráfico de personas. Queremos que la inmigración sea legal y segura. Pedimos en las Cortes un bloqueo naval, y los demás se agarraron a discursos buenistas. Son personas, como yo, pero hay que poner orden. Los apuñalados, el vecino robado o la chica con miedo a ser violada también son personas”, ha añadido.

Precisamente, en el barrio de El Gancho, en Zaragoza, han demandado una comisaría de Policía Local para “arreglar uno de los problemas que más preocupan a los vecinos”, como la “inseguridad”, de la que ve un “incremento evidente”, pero tampoco sin aportar datos. “Los vecinos se quejan de la okupación y delitos asociados, como tráfico de drogas y daños en los edificios. Está siendo un problema complicado de resolver y llevará tiempo”, ha subrayado el concejal presidente de la Junta de Distrito del Casco Histórico, Armando Martínez.