Una negociación eterna, la memoria y una lluvia de inversiones ¿heredada?: un año de la victoria de Azcón en las elecciones

El 28 de mayo de 2023, la Comunidad dio un giro a la derecha al dar la victoria al PP de Jorge Azcón y propiciar un Gobierno de coalición con Vox
azcon-elecciones
photo_camera Azcón celebró al victoria al grito de "¡hemos ganado las elecciones!"

Para muchos parece que fuera ayer, o para otros ya le habrá parecido una eternidad, pero será este martes cuando se cumpla un año de la cita electoral que propició el giro a la derecha de Aragón y el Gobierno de PP-Vox con Jorge Azcón como presidente. Un “tsunami”, como definió esa misma noche el socialista Javier Lambán, hizo que el cuatripartito se convirtiera en una coalición de derechas y en un nuevo rumbo a la política de la Comunidad, acompañado, además, de un triunfo en las tres capitales.

Lo que esa noche pocos -o nadie- sabían es que unas horas después iba a saltar una bomba en forma de nuevas elecciones, esta vez generales, con Angels Barceló representando a todo un país. Azcón inició igualmente una ronda de contactos con todos los partidos para sondear posibles alianzas, aunque todo iba a quedar paralizado hasta después del 23 de julio, para protagonizar la legislatura más tardía de la Comunidad, en pleno San Lorenzo.

Así, un 12 de agosto comenzó a funcionar la maquinaria del nuevo Gobierno de Aragón, con una serie de promesas por cumplir de una intensa campaña electoral. En sus primeros meses, incrementó la cuantía para el transporte sanitario urgente, inició una Comisión de Investigación por la gestión de las Renovables, está diseñando un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Amnistía, y derogó la Ley de Memoria Democrática, pese a todas las advertencias desde Moncloa y Naciones Unidas y la amenaza de que acabe en el Constitucional. También ha dado los pasos para posibilitar la construcción de la nueva Romareda de la mano del Ayuntamiento y el Real Zaragoza, con visos a comenzar los derribos el 8 de julio, y ha comenzado a tejer un Plan de Vivienda para acabar con uno de los grandes problemas sociales de esta década.

Asimismo, los diez meses de Gobierno de Jorge Azcón también han estado acompañados por una lluvia de inversiones de la que PP y PSOE reivindican su autoría. En total, en este tiempo se han anunciado inyecciones empresariales por valor de 22.000 millones de euros, principalmente por la ampliación de los centros de datos de Amazon Web Services, además de Microsoft, Inditex, Grupo Costa o Forestalia. La portavoz socialista, Mayte Pérez, recordó en el Pleno esta semana que varios de estos proyectos ya estaban en negociaciones “avanzadas” con el Ejecutivo de Lambán, pese a los oídos sordos de los ahora responsables del Pignatelli.

Pero tampoco ha sido un camino de rosas dentro de la coalición PP-Vox. Las políticas de inmigración llevaron incluso a convocar a la Comisión de Seguimiento del Pacto de Gobierno con la que se bajó el tono de una tensión que también se elevó con la amenaza del trasvase, siempre fagocitada desde Madrid por un Santiago Abascal sin pelos en la lengua. La derogación de la Ley de Memoria Democrática no ha abierto heridas en el Pignatelli, pero sirve a la oposición para acusar al PP de caer en brazos de Vox.

Más en POLÍTICA