Moncloa confirma que llevará al Constitucional la derogación de la Ley de Memoria Democrática

La decisión se hará efectiva "en un próximo Consejo de Ministros"
El ministro Torres durante una rueda de prensa. Foto: Moncloa
photo_camera El ministro Torres durante una rueda de prensa. Foto: Moncloa

Era el siguiente paso después de la negativa de Aragón a celebrar la bilateral y ha tardado pocas horas en confirmarse. El Gobierno de España llevará al Tribunal Constitucional la derogación de la Ley de Memoria Democrática como consecuencia del informe desfavorable de los relatores de la ONU. Lo ha confirmado el propio ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Victor Torres, quien ha insistido en que elevarán la supresión del pasado mes de febrero “a cualquier otra institución superior”, si fuese necesario, “para asegurar la defensa de los derechos humanos”.

“Lamento que el Gobierno de Aragón haya rechazado el artículo 33.2 (por el que se regula esta comisión entre DGA y Moncloa) que habíamos ofrecido. Agradezco el tono de la carta, pero se equivocan. Lo que hacemos normalmente es sentarnos con los servicios jurídicos para, ni más ni menos, que Aragón pueda corregir lo que le dicen los relatores de la ONU”, ha remarcado. En este sentido, Torres ha incidido en que su decisión “no es un mandato” del Ejecutivo central, sino que emana del citado informa de las Naciones Unidas. En él, exponen que la DGA debe modificar el texto “para que no vulnere los derechos humanos, visibilice a las víctimas, condene la dictadura, defienda la democracia y proteja las libertades”.

Según ha explicado Torres, la decisión se hará efectiva en “un próximo Consejo de Ministros” y una vez Moncloa disponga del informe del Consejo de Estado pertinente. Este viernes, el responsable del ramo no ha dado fechas concretas, si bien en la comparecencia del pasado 7 de mayo apuntó la del lunes 27.

“Nos costó mucha sangre recuperar la libertad y la democracia y creo que no podemos dar nada por sentado. Hay que defender la democracia que tenemos, condenar la dictadura que padecimos, defender los derechos humanos y a todas las víctimas y a las asociaciones que trabajan para ello. Debemos hacerlo de la mano todas las administraciones públicas”, ha señalado el ministro.

En este sentido, ha recordado las dos leyes estatales de 2007 (Memoria Histórica) y 2022 (Democrática) que hoy regulan esta materia. Sobre todo la segunda, asegura, que hace “mención específica a lo que dice la Constitución en el artículo 10.2”, en referencia al “respeto a los derechos humanos” y el cumplimiento de todos los acuerdos para su defensa.

Azcón, este viernes durante un acto con miembros de la embajada de China en Madrid. Foto: Fabián Simón (DGA)
Azcón, este viernes durante un acto con miembros de la embajada de China en Madrid. Foto: Fabián Simón (DGA)

LA DGA DICE QUE NO HABÍA OBLIGACIÓN DE ACEPTAR

El presidente aragonés, Jorge Azcón, ha acusado al Ejecutivo de Pedro Sánchez de “hacer política partidista y actos electorales con Aragón”. “No estamos dispuestos a ser afiliados del PSOE, lo que tiene que contestar el ministro es por qué no tenemos capacidad de aprobar nuestras propias leyes. Han pasado muchos días sin que hayan aceptado que unas Cortes democráticas pueden tomar sus propias decisiones, no lo han explicado porque es incomprensible que nos digan lo que podemos aprobar o no”, ha declarado.

No ha sido en respuesta a Torres sino al delegado del Gobierno en la Comunidad, Fernando Beltrán, pero la DGA ha respondido a través de sus canales oficiales que no existe la “obligación” de celebrar la bilateral si lo pide una de las partes. “Es absolutamente falso. Lamentamos que desde la Delegación se viertan bulos de ese calibre, que solo sirven para degradar las relaciones institucionales y generar confusión y desinformación”.

Más en POLÍTICA