Marta Fernández se estrena al frente de las Cortes apelando al respeto y el “talante democrático”

Fernández se ha alejado de cuestiones ideológicas en su primer discurso al frente de la institución
photo_camera Fernández se ha alejado de cuestiones ideológicas en su primer discurso al frente de la institución

Con un discurso breve, conciliador y alejado de aspectos ideológicos o de la vida partidista del parlamento que puedan levantar polémicas. Así se ha estrenado la nueva presidenta de las Cortes de Aragón, la diputada de Vox Marta Fernández, tras la larga espera protocolaria que han conllevado las tres votaciones para conformar la Mesa y los 67 juramentos de cargo, que se han prolongado durante cerca de hora y media.

En sus primeras palabras al frente de la institución, Fernández ha reconocido que, a lo largo de la undécima legislatura que ahora comienza, se producirán discrepancias entre los grupos, pero tendrá que ser ahí donde a su juicio entren en juego elementos como el “respeto” o el “talante democrático”. “Ser presidente de las Cortes de Aragón es uno de los mayores retos y responsabilidades que puede abordar un representante político y, por ello, les pido paciencia y colaboración para el buen funcionamiento de la institución”, ha arrancado.

Para ello, según la sucesora de Javier Sada, será imprescindible “mantener el tono, incluso en los momentos de mayor desencuentro”. De esta forma, se podrán garantizar que la Aljafería siga siendo “la casa de todos los aragoneses” y el lugar que recoge las “sensibilidades”, traducidas al ámbito político, que se pueden percibir “a pie de calle”. “Este concepto tan básico no pueden perderlo de vista ni los parlamentarios que integran el Gobierno de la Comunidad ni aquellos que ejercen la oposición”, ha insistido.

Mar Vaquero (izquierda) ocupará la Vicepresidencia primera gracias a los apoyos de su partido, el PP, y los siete votos restantes de Vox

SANIDAD, MUNDO RURAL Y COMARCAS

De cara a los próximos cuatro años, Fernández se ha referido a los “retos mayúsculos” a los que tendrá que hacer frente Aragón. Una afirmación general que ha precisado mencionando “la sanidad” o el acceso a los servicios en el mundo rural, así como el desarrollo de la región a través de las Comarcas “y de todos los municipios”. “El código postal todavía limita el acceso a determinados servicios, por ello es imperativo que nos marquemos como objetivo prioritario la igualdad efectiva de todos los aragoneses”, ha manifestado.

Para abordar los mencionados desafíos, ha lanzado un nuevo mensaje a los 67 diputados, pidiendo que no sean “complacientes” y no caigan “en la monotonía”. “En ocasiones, el debate se afilará y me tocará ser tajante. Les pido perdón de antemano y agradezco su comprensión, como también les pido respeto al reglamento, que sin duda regirá mi labor”, ha añadido.

Finalmente, tiene claro que los aragoneses que les han elegido “exigen altura de miras y cuidar las formas”. “Si no lo hacemos, corremos el riesgo de empujar a los ciudadanos hacia la desafección política. Y no es ningún secreto que esa desafección nunca adopta una deriva constructiva”, ha concluido.

Puedes leer en este enlace el discurso completo de Marta Fernández

Más en POLÍTICA