Mar Vaquero califica de “chantaje” la propuesta del cupo catalán de Pere Aragonès

La portavoz del Gobierno pide distinguir el planteamiento de ERC del régimen fiscal vasco o navarro
El presidente catalán Pere Aragonès. Foto: Generalitat
photo_camera El presidente catalán Pere Aragonès. Foto: Generalitat

La vicepresidenta segunda y portavoz del Gobierno de Aragón, Mar Vaquero, se ha pronunciado este miércoles sobre la propuesta de creación del denominado cupo catalán, a imagen de la normativa fiscal del País Vasco o Navarra. La medida, expuesta por el presidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès, en el marco de la precampaña catalana, contempla hacerse cargo de los tributos que genere. “No tienen nada que ver, son regímenes diferenciados que tienen desde hace ya mucho tiempo”, ha declarado Vaquero tras el Consejo de Gobierno.

Para la número tres de la DGA, es algo que tampoco conviene mezclar “con las negociaciones bilaterales de Pedro Sánchez”, en las que a su juicio está aceptando “chantajes” y ya muestra “signos de debilidad” ante el independentismo. “Están sembrando discordia y fracturas en materia de financiación, ha entrado en una deriva y está arrastrando a todos a una situación de desigualdad, aunque tarde o temprano caerá”, ha añadido Vaquero sobre el presidente del Gobierno. “Está tensando el estado de derecho”, ha llegado a afirmar.

Al hilo de la actualidad, la vicepresidenta ha recordado la renuncia a elaborar los Presupuestos Generales del Estado para este ejercicio. El consejero de Hacienda y Administración Pública, Roberto Bermúdez de Castro, cifró el posible agujero en las cuentas autonómicas en 1.000 millones de euros. Tras esto, su homóloga pone el foco, por ejemplo, en este año no se garantiza la tarifa plana para los autónomos en Teruel o la partida del 20% al funcionamiento de empresas que, además de la turolense, abarca a Soria y Cuenca.

Tampoco confía en que el Ejecutivo Central pueda compensarlas por otros mecanismos. “Lo que nos garantice por un lado, les aseguro que nos vendrá restado por otro, es lo que está haciendo permanentemente. Lógicamente esta relación bilateral (con Cataluña) tampoco va a ser bien recibida y no nos va a quedar otra acción que seguir haciendo de escudo ante los agravios y afrentas”, ha concluido.