Manuel Blasco: “Pedro Sánchez no tiene interés en sentarse a hablar del Plan Pirineos”

El consejero de Medio Ambiente y Turismo del Gobierno de Aragón, Manuel Blasco, desgrana en esta entrevista los diferentes puntos de actuación de su departamento entre los que se encuentra el impulso del Plan Pirineos, la promoción del circuito de Motorland de Alcañiz o el desarrollo de un Plan de Reforestación

Manuel Blasco Marqués (Teruel, 1960) ha asumido esta legislatura el cargo de consejero de Medio Ambiente y Turismo, y preside otros organismos como el Instituto Aragonés del Agua (IAA) y el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga). Blasco llega al Gobierno de Aragón tras una dilatada experiencia política en la provincia de Teruel y, entre sus prioridades, se encuentra impulsar el Plan Pirineos para lograr la desestacionalización del turismo en la zona, promocionar el circuito de Motorland en Alcañiz, apostar por el turismo sostenible o desarrollar un Plan de Reforestación. 

PREGUNTA.- ¿Cuáles son las principales líneas de actuación que llevará a cabo en su Consejería esta legislatura?
RESPUESTA.- Yo llevo una Consejería enorme, que es Medio Ambiente y Turismo, y además el presidente Jorge Azcón también quiso que bajo mi tutela estuvieran algunas sociedades que tienen su sede en Teruel, como Dinópolis o Motorland. Esto fue porque las conozco, ya que mi trayectoria política ha estado centrada en Teruel. 

En el área de Medio Ambiente llevamos los parques naturales, la economía circular, la reforestación y los incendios y luego en Turismo está la promoción de Aragón, que es muy importante en las zonas urbanas, pero también en las rurales. 

manuel2
La mayor parte de la trayectoria política de Manuel Blasco ha estado centrada en Teruel

Aragón es una comunidad autónoma que tiene de todo menos playa, por lo que tengo muchas competencias que me ocupan y me preocupan, pero también que me apasionan. 

P.- ¿Cómo está siendo la relación del Gobierno PP-Vox en estos primeros meses?
R.- En total hay 10 Consejerías y algunas, como la mía, muy grandes. Por eso, en los Consejos tratamos muchos temas diferentes y en la gestión de la sanidad, la educación o el turismo, no hay problemas. 

Alguna vez sí que saltan fricciones, pero porque somos dos partidos distintos. Yo lo vería con la normalidad que se percibe en los gobiernos de coalición. En el anterior también tenían sus discrepancias y cuando las hay se comentan y se intenta poner calma, pero en el 95% de los asuntos este Gobierno funciona con normalidad. 

P.- ¿Y con la Consejería de Agricultura ha habido algún descuerdo? Por ejemplo, con el lobo. 
R.- Alguno ha habido, pero vuelvo a insistir en que se arregla descolgando el teléfono. ¿Qué tenemos que hacer con el lobo? Pues es una especie protegida en la Unión Europea, por lo que el departamento de Medio Ambiente y Biodiversidad tiene la obligación legal de protegerlo. Pero claro, no nos podemos pasar de protección y perjudicar a los agricultores y especialmente a los ganaderos.  

Por eso, intentamos cumplir cada uno con su obligación, pero siendo comprensivos. A mí me preocupa mucho que los lobos puedan atacar al ganado porque me pongo en la posición de los ganaderos. Así, enseguida llegamos a un entendimiento, porque con el sentido común se resuelven muchos problemas. 

P.- Una de las grandes apuestas es el Plan Pirineos, ¿qué actuaciones contempla?
R.- El Plan Pirineos sirve para fomentar mucha actividad en la cordillera y dotarla de servicios que ahora no están. Estamos hablando de consultorios, de escuelas, de la despoblación, de carreteras y de turismo, que es lo que recae en mi Consejería, buscando la desestacionalización.

Si algún empresario quiere invertir en turismo no lo puede hacer pensando solo en la nieve y los dos meses de verano. Por tanto, hay que intentar actuar para que cuando no hay nieve esos municipios sigan teniendo visitantes y actividad económica. Eso es el Plan Pirineos, tener una atención especial en una zona de Aragón que es emblemática, espectacular y tremendamente bonita, haciendo que la gente quiera quedarse a vivir allí porque hay oportunidades para ello. 

P.- ¿Se espera poder llegar a un acuerdo con el Ministerio para conseguir financiación? La ministra Ribera no se pronunció al respecto en la última reunión…
R.- La ministra Ribera cerró la puerta rápidamente en lo que es competencia de su departamento. El presidente Azcón está pendiente, primero, de reunirse con el presidente Pedro Sánchez y segundo, de que haya presupuestos. 

Pedro Sánchez ha decidido que no haya presupuestos en 2024, por tanto, las posibilidades hoy de llegar a un acuerdo son escasísimas. Como se suele decir en términos coloquiales, no está el horno para bollos. El Gobierno de España no tiene el mayor interés en sentarse con el Gobierno de Aragón para hablar del Plan Pirineos, pero nosotros, como somos tozudos, estaremos allí a cada oportunidad que tengamos. 

El Plan era a 8 años de 250 millones de euros al 50% y nosotros estamos haciendo nuestro trabajo con nuestros presupuestos y con los fondos de sostenibilidad turística que van destinados a obras en los valles. Insistiremos siempre podamos y cuando se reúna la comisión bilateral entre el Gobierno de España y el Gobierno de Aragón, el Plan Pirineos estará en la agenda. 

P.- ¿Queda descartada totalmente la Unión de Estaciones por Canal Roya o es un proyecto que se podría retomar?
R.- Yo creo que no está descartado, ni mucho menos. Considero que tenemos que levantar un poco las miras porque en toda Europa están aumentando los kilómetros esquiables, todo el mundo está invirtiendo en nieve buscando la excelencia para captar al turista. No se ha descartado el proyecto, pero estamos pensando y estudiando cómo hacerlo con el menor impacto ambiental posible. 

manuel3
Manuel Blasco no descarta que una Unión de Estaciones en Canal Roya con un menor impacto ambiental

Hay un dato que habría que dejar muy claro. Las estaciones de esquí ocupan una parte muy pequeña del Pirineo, no sobrepasa todo el dominio el 3%. Por tanto, el resto no está afectado, que nadie diga que se está esquilmando el Pirineo para la nieve. 

P.- Hace poco se confirmaba la celebración de MotoGP los próximos tres años en Motorland ¿cuál es el impacto en Aragón?
R.- El Gran Premio de MotoGP deja en la zona un impacto de 47 millones de euros al año y esto lo podemos mejorar, también las visitas a Motorland, que ascendieron a 200.000. 

Tenemos uno de los mejores circuitos del mundo, que durante tres ejercicios fue catalogado por la Federación Internacional como el mejor Gran Premio del Mundo, y esto hay que decirlo con mayúsculas. Es una instalación excelente que Aragón tiene en Alcañiz y ahora hemos empezado el reasfaltado en el circuito para tener la mejor superficie. 

La continuidad del Gran Premio durante los tres años siguientes va a mejorar la cuenta de resultados de Motorland, del empleo de la zona y de la actividad turística de una parte muy importante de Aragón. 

P.- Después de 2026, ¿ha habido conversaciones o avances para que continúe en la Comunidad?
R.- No podemos negociar más allá de 2026 porque Dorna, que es quien tiene los derechos de organización del mundial, solo los tiene hasta ese año. Lo que hemos hablado con ellos es que, en 2025, cuando ellos negocien con la Federación la ampliación a futuro para el periodo 2027-2032, estaremos en conversaciones. Hasta ahora, lo máximo que podíamos conseguir es hasta 2026. 

P.- En gestión forestal, queda pendiente la firma del convenio de Sarga, ¿cómo avanzan las negociaciones?
R.- El convenio de Sarga con la administración tenía que haberse firmado hace ya varios años y el Gobierno anterior no cerró el asunto. Estamos intentando llegar a un acuerdo y las conversaciones van razonablemente bien. Lo que deseo es que se llegue para los próximos años haya tranquilidad laboral. 

P.- ¿Se ha comenzado a trabajar en la campaña de prevención de incendios?
R.- Nosotros creemos que, como dice la gente en los pueblos, los incendios se apagan en invierno. No estamos a favor de esa política de dejar que el monte se autorregule, no. El monte hay que limpiarlo y si está limpio, la extinción del incendio será más rápida, será más probable y no se propagará con tanta velocidad. 

El año pasado fue curioso, porque hubo temperaturas altísimas, pero fue el año de menos superficie quemada de los últimos 20, porque hubo humedad y no hubo viento. Cuando se producía algún incendio se podía apagar en tiempo. 

Por tanto, apostaremos por la gestión forestal en el monte, para que estén limpios y que la gente pueda aprovechar la madera, los pastos etc. Los montes también son una actividad económica y no se pueden abandonar, y aquí en Aragón se había hecho. Y luego, también poner los medios necesarios para extinguirlos cuanto antes. 

manuel4
La consejería que lidera Blasco apuesta por la gestión forestal en el monte

P.- ¿Las últimas lluvias han dado tranquilidad?
R.- En abril terminó el momento en el que los agricultores podían hacer quemas en el campo porque ya comienza a venir la temporada de incendios. A medida que se acerca el verano el operativo está más alerta, pero las últimas lluvias han dado un respiro. En Aragón hay agua, que no sobra, pero afortunadamente respiramos más tranquilos. 

P.- Se ha dado algunas pinceladas sobre el Plan de Reforestación 2024-2027, ¿qué líneas generales plantea?
R.- Se habla mucho de la lucha contra el cambio climático y cuando hay un incendio oímos que se queman miles de hectáreas. La pregunta que yo haría es: ¿qué hacemos con la superficie quemada? Pues primero hay que ver cómo evoluciona la naturaleza y si pasados cinco años los montes no se están regenerando, tenemos que trabajar para sanearlo y reforestarlo. 

Es importante que vayamos aumentando y reponiendo la superficie forestal de Aragón y a eso nos hemos puesto. El presidente Azcón dijo que en Zaragoza había podido hacer el Bosque de los Zaragozanos y quería trabajar en la misma línea. Por ello, no hemos puesto en contacto ya con varios ayuntamientos para hacer esta reforestación de dos millones de árboles en los próximos cuatro años.