Limpiar el cauce del río y ampliar el polígono industrial, armas del PP para recuperar Pina de Ebro

Blanquet ya ganó las elecciones en 2019 y ahora quiere dar un paso más y hacerse con el Ayuntamiento
photo_camera Blanquet ya ganó las elecciones en 2019 y ahora quiere dar un paso más y hacerse con el Ayuntamiento

La limpieza del cauce del río y la ampliación del polígono industrial serán las principales armas del candidato del PP a la Alcaldía de Pina de Ebro, Pablo Blanquet, con el objetivo de recuperar este municipio. Después de ganar las elecciones en 2019, quiere dar un paso más y hacerse con el Ayuntamiento para convertir en realidad el “importante potencial” de esta localidad.

De hecho, para Blanquet, Pina de Ebro tiene fuertes recursos culturales y económicos por explotar y “sobre todo, personas”. “El asociacionismo es esencial y no se le está prestando la atención que se debería. Se tiene que fomentar la actividad de las asociaciones sin interés ni gratificación económica y que son esenciales para los vecinos. Cualquier tipo de actividad que se pueda fomentar desde el Ayuntamiento y lo presten los propios vecinos es esencial”, ha incidido.

En el plano económico, el candidato popular ha remarcado la importancia del empleo para el futuro de los municipios, por lo que va a apostar por ampliar el polígono industrial y atraer nuevas inversiones a través de la promoción de la localidad en ferias empresariales. Además, quiere fomentar la construcción de vivienda con protección social que permita a los jóvenes vivir en el pueblo y no trasladarse a la ciudad u otros pueblos. “Queremos que nos sirva para impulsar a la gente de Pina, mantener a los habitantes en el territorio y no perder población”, ha señalado.

Igualmente, el presidente del PP de Zaragoza ha enfatizado la necesidad de conseguir nuevas hectáreas de regadío, que son “muy necesarias” para que “la industria agroalimentaria siga creciendo en Pina y en esta comarca”. “Tenemos muy bien detectado quién genera riqueza y empleo. Solo necesitamos que haya alcaldes conocedores de ello y que sean capaces de impulsarlo”, ha afirmado.

Por su parte, el presidente del PP de Aragón, Jorge Azcón, ha puesto de manifiesto los problemas de los pueblos ribereños con las crecidas del Ebro, por lo que urge la limpieza de los cauces para evitar “destrozos y problemas” en los cascos históricos y las cosechas. “Pablo quiere que, cuando venga una crecida como las que ha venido y van a volver a venir, haya un plan que se preocupe de parar los efectos de las crecidas”, ha defendido.