Lambán y el PP chocan sobre la situación económica en Aragón: “Pregunte a las familias, es dramático”

Lambán, durante su intervención en el Pleno de las Cortes
photo_camera Lambán ha remarcado su rechazo a una deflactación del IRPF

Gobierno y oposición han vuelto a chocar en su visión sobre la actual situación económica de Aragón, que el PP ha calificado como “grave e inédita”, mientras el presidente de la DGA, Javier Lambán, ha sacado pecho de su gestión durante los últimos años, presumiendo de un “fortalecimiento” de los servicios públicos, y ha asegurado que la Comunidad afronta las dificultades en mejor situación que otros territorios. Así, el líder del Ejecutivo ha reiterado en el Pleno de las Cortes que la protección de los sectores más vulnerables será un “aspecto central” de los próximos Presupuestos, que deberán ver la luz en no más de un mes.

En un debate bronco que, por momentos, ha subido la temperatura del hemiciclo, pero, como reconocía el portavoz de Cs, Daniel Pérez Calvo, no ha dejado grandes titulares, la diputada popular Mar Vaquero ha iniciado su intervención acusando a Lambán de ser el presidente que “peor ha gestionado esta Comunidad”, incluso “superando con creces a Marcelino Iglesias”, y “el que más ha incumplido lo que ha prometido”. En este sentido, le ha puesto de manifiesto que las últimas estimaciones del PIB son “demoledoras” para la región o que se encuentra en el “furgón de cola” en competitividad fiscal. “Los aragoneses son los que más impuestos pagan, pero no ven que haya mejores servicios públicos”, ha afirmado.

Igualmente, Vaquero ha advertido sobre la “realidad” de las empresas aragonesas, con algunas “parando su producción” mientras “usted destinaba el dinero del fondo Covid a tapar agujeros” o “devolviendo más de 70 millones de euros” por “su incapacidad de gestión” en las ayudas a la solvencia. “El 15% de la cesta de la compra se ha encarecido. Tomar un café es un 6% más caro. De la energía ni hablamos. ¿Conoce alguna empresa que haya podido subir a los trabajadores el 15% su salario?”, ha cuestionado.

Además, en cuanto al planteado debate fiscal, desde el PP creen que, por mucho que Lambán les haya pedido una opinión, “no quiere bajar impuestos” y se excusa en que necesita el “beneplácito” de sus socios de cuatripartito, a quienes acusa de “renunciar a sus principios para ocupar un sillón”. También, por otro lado, le ha pedido concreción sobre los 100 millones de euros de incremento presupuestario en Sanidad o la ayuda de 200 euros a familias vulnerables que anunció en el último Pleno.

LAMBÁN ENFRÍA LA BAJADA DE IMPUESTOS

Ante esta intervención, que Lambán ha definido como una “enmienda a la totalidad” llena de “exabruptos y datos falsos”, el líder del Ejecutivo se ha defendido insistiendo en que responsabilizarse de la inflación es “desbordar los límites del disparate”. No obstante, ha asegurado que mantiene un constante diálogo con Moncloa para trasladar sus preocupaciones, como el problema de la cogeneración de energía.

Por su parte, y a la espera de que el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, estudie las propuestas fiscales del resto de grupos, Lambán ha enfriado la posibilidad de una bajada de impuestos a corto plazo en la Comunidad, criticando al PP por ir “en dirección contraria a todos los organismos internacionales”, que no ven oportuno llevarla a cabo “en un país con una deuda del 125% del PIB”.

En este sentido, Lambán ha remarcado su rechazo a una deflactación del IRPF, ya que, a su juicio, es una medida “indiscriminada” para todos los que hacen la declaración de la Renta y “no sirve de nada” para quien no la hace, que son las familias y ciudadanos con menos ingresos. “Esa recaudación superior a la prevista es justamente la que permite que el Gobierno de España dedique recursos ingentes a atender a esos sectores desfavorecidos. Ustedes hubieran deflactado, reducido impuestos, y dirían que no tienen recursos para, finalmente, dejarles abandonados”, ha incidido el presidente aragonés.

CS VUELVE A TENDER LA MANO Y VOX EXIGE UNA REDUCCIÓN DEL GASTO PÚBLICO

Por otro lado, el coordinador de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, ha vuelto a tender la mano al Ejecutivo, con referencias bíblicas incluidas, para apoyarle en esa bajada de impuestos si no cuenta con el respaldo de todo el cuatripartito, cuestionando si alguna fuerza está “dando largas” o poniendo problemas sobre la mesa. “La inflación es la cruz de los aragoneses, y le pediría que ejerza de Cirineo y ayude a llevarla, y no haga como Poncio Pilatos y se lave las manos”, ha afirmado.

El portavoz de Vox, Santiago Morón, ha sido más duro y ha exigido una “bajada significativa” de tasas e impuestos, algo que ve “perfectamente viable” si va acompañada de una “reducción del gasto público improductivo”. “Detectando duplicidades, como la cooperación aragonesa al exterior, fusionando consejerías y DG, revisando programas subvenciones nominativas, sindicales y empresariales. Mejorando la eficiencia de organismos autonómicos y empresas y entidades como fundaciones, consorcios y observatorios”, ha citado.

Finalmente, el diputado de IU, Álvaro Sanz, ha puesto el foco en las desigualdades que se han generado con la crisis y en un aumento del número de ricos mientras sube la pobreza. “No hablaba, señora Vaquero (PP), de los 800 nuevos ricos de la Comunidad. Hablaba de que una de cada cinco personas está en riego de pobreza, pero no que 14.000 personas tienen un patrimonio superior al 70% del PIB de la Comunidad. Esto se debe a que las empresas han decidido repercutir el coste final del producto sus márgenes de beneficio habituales, y no a los salarios”, ha señalado.

Más en POLÍTICA