Aragoneses se integra en la DGA con varias direcciones generales y altos cargos

La plataforma Aragoneses está integrada fundamentalmente por exmiembros del PAR, denominados el núcleo crítico
photo_camera La plataforma Aragoneses está integrada fundamentalmente por exmiembros del PAR, denominados el núcleo crítico

La plataforma Aragoneses ya está integrada en la estructura del nuevo Ejecutivo autonómico. El Consejo de Gobierno ha aprobado este miércoles los nombramientos de Marina Sevilla, José María Fuster o Ana María Sanz como directores generales, mientras que Xavier de Pedro, expresidente de la CHE, se incorporará a otro órgano de representación, a falta de que se pueda concretar en próximas semanas nuevos cargos.

Previamente, la formación acordó este martes, como ha asegurado en un comunicado, “asumir la responsabilidad” de “sumarse a la defensa” de la Comunidad a través del Ejecutivo autonómico, desde el que dirigirá varias direcciones generales y altos cargos. Estaba prevista también la incorporación de Javier Callizo como director general de Desarrollo Estatutario, pero, por motivos personales, finalmente será José María Fuster el encargado del área. Marina Sevilla estará al frente de Administración Local y Ana María Sanz, de Pymes y Autónomos.

Así, antiguos representantes aragonesistas como Marina Sevilla, Javier Allué o Xavier de Pedro se integrarán en el Gobierno de coalición PP-Vox, que también incluye cargos del PAR, abanderando el “principio básico” de que “Aragón está por encima de todo”. “Serán personas de distinta procedencia política, al servicio del aragonesismo a la par que a la defensa de la democracia, la integridad de la España de las autonomías y la búsqueda de la concordia y convivencia democrática de la sociedad aragonesa”, señala la formación en un comunicado.

Con ello, la plataforma establece una serie de principios que marcarán la hoja de ruta durante los próximos cuatro años, entre los que destaca la eliminación del Impuesto de Sucesiones, potenciar la custodia compartida como “régimen preferente”, defender a pymes y autónomos y ofrecer “soluciones reales” a los aragoneses. “Se ha acordado formar parte del Gobierno de Aragón, en un momento en el que este deberá afrontar, previsiblemente, grandes retos ante el desafío territorial de desigualdad abierto por comunidades autónomas vecinas”, afirman.

La plataforma Aragoneses está integrada fundamentalmente por exmiembros del PAR, denominados el núcleo crítico, que abandonaron la formación tras el polémico y a la postre anulado XV Congreso del que salió reelegido Arturo Aliaga, y que todavía no se ha podido reeditar por la continua judicialización que sacude al partido. De ellos, dos de sus líderes, su presidenta Elena Allué y la turolense Berta Zapater, ya se sumaron como independientes a las listas autonómicas del PP en las últimas elecciones, dando ahora un paso más e integrándose en el nuevo Gobierno junto a, precisamente, representantes del actual PAR.

ANTONIO COBO SE INCORPORA A LA CORPORACIÓN DE EMPRESAS PÚBLICAS

Asimismo, el Consejo de Gobierno ha aprobado la incorporación del exdirector de la planta de Stellantis en Figueruelas, Antonio Cobo, como miembro de la Corporación Empresarial Pública de Aragón (CEPA). La vicepresidenta de la DGA, Mar Vaquero, ha valorado su “gran compromiso” con la Comunidad, participando activamente en la “transformación” del tejido empresarial al frente de la fábrica entonces de General Motors.

De este modo, consideran que puede servir de gran ayuda en la atracción de inversiones y que puede aportar su “experiencia, talento y conocimiento” para trabajar por el sector económico e industrial. “Hablaba de que cada individuo y trabajador puede aportar mucho al sistema productivo, y nosotros también consideramos la importancia de que cada aragonés aporte lo mejor de sí mismo para la sociedad aragonesa”, ha señalado tras la celebración del Consejo de Gobierno.

JOSÉ ÁNGEL BIEL VUELVE A LA FUNDACIÓN SANTA MARÍA DE ALBARRACÍN

Por su parte, José Ángel Biel, histórico político del PAR, regresará al Patronato de la Fundación Santa María de Albarracín como representante del Gobierno de Aragón. El exlíder aragonesista fue cesado el pasado mes de diciembre como presidente de esta entidad por “pérdida de confianza” después de casi 20 años en este cargo.

Más en POLÍTICA