La DPZ vuelve a rechazar entrar en la Operación Romareda con aportación económica

DPZ La Romareda Zaragoza Juan Antonio Sánchez Quero
photo_camera La DPZ celebraba este miércoles un pleno extraordinario para debatir este asunto

Lejos de limar asperezas, la Operación Romareda sigue acentuando las diferencias entre Partido Popular y PSOE, más si cabe en la Diputación de Zaragoza. Y es que hasta en dos ocasiones se ha debatido este miércoles en el salón de plenos de esta institución acerca de este asunto. Primero, a raíz de una moción conjunta de PSOE, En Común-IU y CHA. Y, después, en un pleno extraordinario solicitado expresamente por el PP para que la DPZ se sume económicamente a este proyecto.

Las votaciones en sendas propuestas, sin embargo, han resultado completamente diferentes. Por un lado, la moción conjunta de la izquierda ha defendido la necesidad de que la capital aragonesa cuente con un campo de fútbol “acorde a sus necesidades”, así como la llegada del posible Mundial de 2030 a la ciudad, sin la condición de participar económicamente. Una posición que, aunque con diferencias, también ha sido apoyada por Vox.

Por otro lado, a través de la moción extraordinaria, la portavoz del PP, María del Carmen Lázaro, ha acusado al presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, de que “no le importa que Zaragoza tenga ni La Romareda, ni el Mundial”. “A usted no le importa, ni le interesa que los zaragozanos tengan el estadio que merecen. Tampoco la provincia de Zaragoza, ni el estado de nuestros pueblos”, ha recriminado.

En su propuesta, los populares han reclamado al presidente socialista que “esté a la altura” y colabore para apoyar un campo nuevo “entre todas las administraciones”, caminando en la misma dirección y mediante reuniones con el presidente de Aragón, Jorge Azcón, y la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca. Ni la bancada de la izquierda, ni Vox, que se ha abstenido, han mostrado su apoyo a la misma.

SÁNCHEZ QUERO DEFIENDE QUE LA DPZ NO PARTICIPE ECONÓMICAMENTE

Pese a que no pensaba intervenir, Sánchez Quero se ha pronunciado justo antes de la votación para volver a exponer públicamente los motivos por los que, ha insistido, el PSOE y todo el equipo de gobierno conformado por En Común-IU y CHA se quiere mantener fuera de esta operación.

“Nosotros estamos a la altura de las circunstancias. Nosotros no podemos meter como equipo de gobierno a esta institución en algo que se desconoce, endeudarla e hipotecarla por años venideros. No lo podemos hacer”, ha incidido.