La DGA lanza 843 plazas de reposición y estabilización para reducir la temporalidad

El responsable de Hacienda ha cifrado en más de 3.000 las plazas movilizadas a las que les falta el proceso selectivo
photo_camera El responsable de Hacienda ha cifrado en más de 3.000 las plazas movilizadas a las que les falta el proceso selectivo

El Gobierno de Aragón ha aprobado este miércoles la Oferta de Empleo Público (OPE) para 2023, que comprende un total de 843 plazas, siendo 530 correspondientes a la tasa de reposición ordinaria y 313 plazas sujetas a procesos de estabilización mediante concurso, de la misma forma que contará con 96 plazas de promoción interna. El objetivo es continuar con la reducción de la temporalidad en la Comunidad, teniendo en cuenta que más de 30.000 de los 60.000 trabajadores públicos son temporales, y 17.000 cuentan con más de ocho años de servicio.

Asimismo, el consejero de Hacienda, Roberto Bermúdez de Castro, también se ha marcado el reto de desatascar y acabar con los procesos selectivos en marcha, algunos de ellos pendientes desde 2018. “Hay multitud de plazas en trámites de puestas en marcha, y tenemos el compromiso durante el primer semestre del 2024 de agilizar. Es nuestra obligación e interés de que se puedan presentar y solucionar el problema de altas tasas de temporalidad”, ha señalado.

En este sentido, el responsable de Hacienda ha cifrado en más de 3.000 las plazas movilizadas a las que les falta el proceso selectivo, y quiere comenzar a desatascarlas en febrero. “Una vez acabado el macroconcurso, que toma posesión en febrero, y estas plazas tengan propietario, tendremos una foto fija de la Administración. A partir de ahí, Gobierno y sindicatos tendremos que hacer una reflexión sobre dónde queremos ir. Somos partidarios en avanzar en muchos ámbitos”, ha remarcado Bermúdez de Castro.

De esta forma, la OPE para el año 2023 ofertará un total de 843 plazas a obtener a través de dos procesos de acceso al empleo público diferenciados: uno de ellos relativo a la tasa de reposición ordinaria establecida en los Presupuestos Generales del Estado para el año 2023, que incluye un total de 530 plazas; y, el segundo de ellos, a la estabilización del empleo temporal de larga duración, que incluye 313 plazas.

HASTA 1.020 PLAZAS PARA EL SALUD

Por otro lado, el Consejo de Gobierno de este miércoles ha aprobado también la OPE de 2023 para el personal estatutario del Servicio Aragonés de Salud, que se deberá convocar en un plazo máximo de tres años. Se trata de un total de 1.020 plazas, que incluyen la tasa de reposición (850) y un 20% adicional de puestos vacantes (170).

Dentro de estas plazas, se han incluido 20 para enfermería obstétrico-ginecológica (matrona) y otras 14 para la especialidad de enfermería de salud mental; 151 para medicina familiar y comunitaria y 17 para pediatría. Otras ocho plazas se destinan a médicos de urgencia hospitalaria, otras nueve para médicos de urgencias y emergencias extra hospitalarias y dos para médicos de los servicios de admisión y documentación clínica.

Las 799 plazas restantes se reparten entre aspirantes de un total de 37 categorías profesionales sanitarias y no sanitarias, siendo las más numerosas las de enfermería (282); facultativo especialista de área (120) y técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (111). Dentro de las ramas sanitarias, también se proponen un total de 37 puestos para técnicos de distintas ramas (anatomía patológica, auxiliar de farmacia, radioterapia…); 3 plazas para odontoestomatólogos y 5 para fisioterapeutas.

Esta OPE fue aprobada por la Mesa Sectorial de Sanidad el pasado mes 27 de noviembre y con ella se continúa consolidando la apuesta del Gobierno por la consolidación del empleo en el ámbito sanitario.