Izquierdo, abierto al diálogo para desenredar la crisis política y judicial del PAR

Izquierdo ha valorado la actualidad judicial y política del partido. Foto: Cortes de Aragón
photo_camera Izquierdo ha valorado la actualidad judicial y política del partido. Foto: Cortes de Aragón

La actualidad del Partido Aragonés pasa de nuevo por los tribunales, en este caso, por el recurso de casación admitido en el Supremo a la aplicación de la sentencia que invalida el Congreso de la formación en 2021. Han pasado ya dos años y a la senda judicial, que parece lejos de llegar a su final, se suma la política, con la reconciliación de Aragoneses y Tú Aragón, sus dos escisiones, y la voluntad tanto de Elena Allué como de Natalia Lascorz de regresar al PAR.

Con todo, el secretario general de la formación y su único representante en las Cortes, Alberto Izquierdo, se ha centrado este jueves en sede parlamentaria en solucionar estas cuestiones desde el diálogo en lugar de mediante los juzgados. “Para hablar y entenderse hay que tener buena voluntad, la mía siempre ha sido la mejor pero tampoco soy el que reparte carnets de aragonesista y defensor de Aragón”, ha dicho.

Eso sí, Izquierdo ha recordado que “nadie debe darse más importancia de la que tiene”, pues las siglas del PAR van más allá de este momento puntual. “Somos una pieza dentro de un partido con más de 45 años de historia, que ha transformado y moderado los Gobiernos de esta Comunidad. El otro día vimos dos expresidentes en la entrega de las medallas a los diputados constituyentes”, ha resaltado. Pidiendo ser “conscientes de esa historia”, ha reiterado que los egos deben quedarse a un lado y velar por el interés general. Por él, ha añadido, no será, “ya les aseguro que no”.

El del recurso es el capítulo más reciente de esta crisis. Poco se parece el PAR de 2023 al que arrancó este proceso. Este año que ahora termina arrancó con la moción de censura a Arturo Aliaga liderada por el propio Izquierdo y secundada por la mayor parte de la Ejecutiva, un órgano directivo emanado precisamente del polémico Congreso, el argumento al que se ha agarrado durante este tiempo el sector crítico y en particular Xavier de Pedro, que encarna el brazo judicial, todavía desde dentro del partido, de quienes lo abandonaron junto a Elena Allué.

Más en POLÍTICA