El Gobierno mantiene abierta la firma del contrato de Caudé con Tarmac

La formalización de la firma del contrato del aeródromo de Caudé con Tarmac Aeronaves sigue abierta hasta el 31 de marzo. Así lo ha manifestado el consejero de Obras Públicas, Rafael Fernández de Alarcón, quien ha expuesto que el problema está en que se necesita tiempo para valorar las inversiones complementarias necesarias y precisar algunos datos.

Zaragoza.- El consejero de Obras Públicas, Rafael Fernández de Alarcón, ha asegurado, en su comparecencia en las Cortes a petición de Chunta Aragonesista, que el Gobierno de Aragón mantiene abierta la formalización del contrato para la explotación del aeródromo de Caudé con Tarmac Aeronaves a falta de que se estudien las necesidades adicionales en las que hay que invertir valorando la forma de financiación. Así, tras este estudio, el Gobierno remitiría las condiciones a la empresa adjudicataria ya que debería aceptarlas y podría producirse la firma, siempre y cuando sea antes del 31 de marzo, fecha en la que hay que entregar los bienes a Tarmac, según los servicios jurídicos preguntados por la Consejería.

Este mismo martes, el consejero recibía un documento de un solo folio, ha advertido, con dichas necesidades adicionales que se valoran en 4,8 millones de euros, que no precisa algunos datos necesarios, según el consejero. Para éste, hubiera sido más fácil detener el concurso, convocar la licitación de nuevo para dos meses después haber estado en el momento actual, en el que hay que concretar la inversión adicional para las obras de asfaltado de la campa, pero "sin problemas de recursos que se pudieran dar".

Así, Alarcón ha manifestado que el día 5 de septiembre, cuando se paralizó la formalización del contrato de acuerdo a los pliegos de condiciones legales, sin incluir la adenda que acordó el anterior consejero con la empresa que fue desconocida por la Mesa de Contratación. Queda, asimismo, finalizar las obras del hangar, la autorización de la Dirección General de Aviación Civil, para lo que se ha solicitado una reunión urgente, la construcción de la torre de control, la contratación de los servicios de tierra, los servicios de información de vuelo "controladores AFIS", la contratación de seguros, la seguridad y vigilancia de las instalaciones y un acuerdo para solucionar los problemas detectados por el Inaga, sabiendo el coste y las garantías que pedir a Tarmac por las inversiones complementarias, que retornarán con un 3% anual de interés.

Todas estas cuestiones, ha explicado el titular de Obras Públicas, no estaban sobre la mesa el día de la firma, por lo que hay que seguir los trámites y cerrarlas. De este modo, el consejero ha asegurado que se trata de una falta de comprensión y de tiempo por parte de la empresa, que podía haber formalizado el contrato ese día y no firmó, lo que sí hizo el Gobierno de Aragón, y después haberse añadido las actuaciones complementarias.

Grupos parlamentarios

Chunta Aragonesista pidió esta comparecencia del consejero en la Comisión de Obras Públicas. Su diputado Gregorio Briz ha hablado de falta de transparencia en cuanto a la adenda y se ha preguntado qué pasará si la empresa no acepta las condiciones. El PSOE e IU han concretado las posiciones más críticas, ya que según el socialista José Ramón Ibáñez no se trata de "echar la culpa" al Gobierno anterior, pues "el Consorcio del Aeródromo no ha hecho lo que se aprobó desde que usted es el responsable, poniendo en riesgo un proyecto estratégico para Teruel".

Mientras, el izquierdista Miguel Aso ha aseverado que el consorcio está en una mala situación de negociación con la empresa "porque habrá que aceptar cualquier cosa después de haber invertido 65 millones de euros que no se van a tirar".

Finalmente, el diputado del PAR Manuel Blasco y el popular Javier Campoy han mostrado su apoyo al consejero.

Miguel Aso (IU), Gregorio Briz (CHA) y Manuel Blasco (PAR)

Aeropuerto de Huesca

Por otro lado, la Comisión de Obras Públicas ha dado el visto bueno a la proposición no de ley del Partido Socialista, enmendada por CHA y PP, para que se inste al Gobierno a fijar con celeridad un calendario de trabajo para impulsar el aeropuerto de Huesca que permita relanzarlo, estudiar las alternativas relacionadas con la formación, el vuelo deportivo (si es compatible), el socorrismo de montaña, la protección de la naturaleza y todos aquellos ámbitos que puedan servir de utilidad y rentabilidad de futuro a una inversión colaborando con la iniciativa privada con un criterio de rentabilidad económica que establezca prioridades de inversión.

El Grupo Parlamentario Popular ha dedicado su intervención a criticar al socialista por no haber aceptado una propuesta de su partido cuando no gobernaba que era igual a la presentada hoy, mientras que CHA e IU han preferido señalar la mala situación de la instalación con un 81% menos de pasajeros y un déficit de cuatro millones de euros "inasumibles", ha dicho Miguel Aso (IU), por lo que a lo mejor la solución, han manifestado, "estaría en su cierre si no se encuentran alternativas". Algo que ha rechazado el diputado del PAR Manuel Blasco, quien ha dicho que eso sólo "alegraría" al aeropuerto de Lérida.