El Gobierno no devolverá el canon de saneamiento ya abonado

Los municipios que serán bonificados en el canon de saneamiento no verán lo que ya han pagado por éste. Así lo ha asegurado el consejero Lobón en el Pleno, donde ha mantenido que se cumplirá con la Directiva europea de depuración llegando a convertir a Aragón en la Comunidad con sus aguas mejor depuradas en 2015.

Zaragoza.- “No se devolverá lo que se ha cobrado por el canon de saneamiento”. Bien claro lo ha dejado el consejero aragonés de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, en el Pleno de las Cortes este viernes.

Éste ha defendido que la situación económica obliga a ajustarse a la realidad en el Plan de Depuración. “Es voluntad del Departamento que los ayuntamientos no paguen el canon de saneamiento o mejor dicho tengan una bonificación del 100% mientras no tengan en funcionamiento sus depuradoras”, ha dicho Lobón.

La bonificación del canon se hará por una ley que rectifique o derogue los puntos que lo impiden y los partidos ya tienen las indicaciones para hacerlo, “tan pronto como los grupos del PP-PAR lo traigan al Parlamento”, lo que espera sea inmediatamente.

Se cumplirá la Directiva europea de depuración, ha asegurado, por estar avanzado el camino en los proyectos con el 60% ejecutado. “Aragón se convertirá entonces en la Comunidad con mejor depuración de sus aguas”, ha indicado el consejero.

La situación del proyecto del Plan de Depuración Especial (de 20 años y hasta 14.000 empleos) es la de cien depuradoras funcionando, 31 que no, el 76%. De nueve colectores, seis funcionan también y de las 173 obras en municipios se han terminado 118 faltando 45, que son las que afectan a Litera, Bajo Aragón y Utebo. Afecta a 192.000 habitantes, el 80%, quedando 48.000 personas que son el 20%.

Respecto al Plan del Pirineo no hay ninguna funcionando, ha reconocido el titular de Medio Ambiente, aunque hay 19 o 20 a punto, específica cuales, y 16 avanzadas con aptas de replanteo también.

Se estudiará caso por caso para ajustarlas a la situación actual mediante diálogo con los ayuntamientos, Adelpa y grupos políticos. La condición a cumplir: que la solución técnica sea sostenible económica, social y medioambientalmente.

Problemas

Los problemas que existen en estos momentos se sitúan en tres zonas. En Utebo se está en contacto con la empresa para solucionar la construcción de su depuradora replanteando los flujos (dado que las previsiones de población a abastecer ha disminuido por la no instalación de empresas). Puede haber problemas con el planteamiento jurídico de Hacienda.

Asimismo, en La Puebla y Pastriz faltan los permisos del Ayuntamiento de Zaragoza por deudas pendientes, lo que se pretende aclarar con la firma “en breve” de un convenio.

En La Litera el asunto es parecido, pero se le une el abandono de la obra por parte de la empresa que alegaba falta de terrenos en 2010, lo que niega el Gobierno, así como hay que suscribir convenios con los ayuntamientos. También Arens y Camporrels. “Hay menos caudales”, ha matizado, por lo que se replantearía también el nuevo contrato.

Misma situación para la zona de Maestrazgo, con 16 municipios afectados, con los que se está en contacto.

Un caso especial es el del Ayuntamiento de Zaragoza, el cual ha insistido Lobón “tendrá que pagar cuando finalice el año”.

Soluciones verdes

El consejero ha hecho estas afirmaciones en respuesta a dos interpelaciones, una del diputado de Izquierda Unida Miguel Aso y otra del de Chunta Aragonesista Joaquín Palacín. Aso ha criticado que no se devuelva el canon pagado, “ya veo que van a hacer lo de Santa Rita, Santa Rita”.

Aso y Palacín han hecho una apuesta por las depuradoras ecológicas, por su menor coste y mayor sostenibilidad. Así, Aso ha explicado que el coste de una depuradora química para un municipio de unos mil habitantes es de cinco millones de euros, 500.000 euros por su mantenimiento anual, 55.200 euros al mes de coste energético y 108 euros de coste en el recibo. Algo, ha manifestado, que las hace inviables, puesto que, ha añadido, las depuradoras biológicas cuestan 300.000 euros, su mantenimiento 17.000 euros, coste energético 0 y una repercusión en el recibo de seis euros.

Ambos le han pedido al Gobierno que reflexione sobre el modelo de depuración, insistiendo Palacín en el sistema de los filtros verdes. 

Más en POLÍTICA