El Gobierno de Aragón estudia las necesidades del Provincial para convertirlo en hospital general

La DGA se reafirma en su compromiso de convertir al Provincial en un hospital general. El consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, ha avanzado que se está realizando un estudio para conocer sus necesidades y que pueda alcanzar esta categoría. Las actuaciones "pendientes" se acometerán de acuerdo a la disponibilidad presupuestaria.

Zaragoza.- El Departamento de Salud está realizando un estudio para conocer la situación y las necesidades del Hospital Nuestra Señora de Gracia con el objetivo de convertirlo en un hospital de referencia en atención especializada.

Así lo ha avanzado el consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, en respuesta a la interpelación formulada por el diputado socialista Eduardo Alonso preguntando por la política general del Ejecutivo aragonés en relación con los centros hospitalarios y, en concreto, con el Hospital Provincial tras las actuaciones de reforma del pasado Gobierno.

El consejero ha explicado que el estudio, que tenía que haberse realizado en octubre de 2009, incluye, el diagnóstico de la situación de las infraestructuras existentes en la zona y de la dinámica de flujos de pacientes, el análisis de cartera de servicios y un plan de espacios, entre otros.

Oliván ha reiterado el compromiso que tiene el Ejecutivo de convertirlo en una hospital general con población asignada y ha reconocido que quedan actuaciones “pendientes” que se acometerán de acuerdo a la disponibilidad presupuestaria de su Consejería en base a criterios de "racionalidad y eficiencia".

No obstante, ha desmentido que se haya creado un bloque quirúrgico de ocho quirófanos puesto que “sólo se han incluido dos” y ha asegurado que, con los actuales recursos humanos, sólo pueden funcionar cuatro para continuar apuntando que de las 165 camas sólo hay 75 para hospital general.

Oliván ha afirmado que se garantizará el mantenimiento de los servicios de los centros hospitalarios aragoneses de acuerdo a unos principios básicos de calidad, innovación tecnológica e investigación así como una política clara de recursos humanos que planifique de acuerdo a criterios de racionalidad, y, sobre inversiones adicionales, ha vuelto a señalar que estarán condicionadas a la situación económica de su Consejería, cuyo déficit provisional es de 425,3 millones de euros.

El diputado socialista le ha recriminado que en cuatro meses de Gobierno no hayan tomado decisiones y ha puesto de manifiesto que, tras la inversión realizada de más de 20 millones de euros por el anterior Ejecutivo, "ya no hay que hacer virguerías" ni "gastar grandes cantidades" para nombrar a sus responsables o dar a conocer qué actuaciones hospitalarias se van a acometer.