El Gobierno aprueba todos los planes de ajuste de las comunidades, salvo el de Asturias

El Consejo de Política Fiscal y Financiera ha aprobado los planes de ajuste de todas las comunidades autónomas para cumplir con el techo de déficit, excepto el de Asturias, que tendrá que tomar más medidas para reconducir sus cuentas. Los ejecutivos regionales han pasado el examen.

Madrid (Servimedia)/Zaragoza.- Todas las comunidades autónomas, a excepción de Asturias, han recibido este jueves el visto bueno del Gobierno y del resto de ejecutivos regionales a sus planes de ajuste para cumplir con un déficit del 1,5% del PIB este año en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Así lo han ido explicando distintos consejeros autonómicos a la salida del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que ha debatido las distintas medidas planteadas por las regiones para cumplir con el objetivo de consolidación fiscal.

Asturias tiene que tomar más medidas para reconducir sus cuentas públicas.

El sistema autonómico saldrá reforzado del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Así lo ha asegurado el consejero de Hacienda y Administración Pública, José Luis Saz, a la vez que ha considerado que es un día para "ejercer la responsabilidad".

En declaraciones previas a los medios de comunicación, Saz ha señalado que "estos momentos requieren responsabilidad por parte de los que tienen posibilidad de gobernar y por parte de los que no la tienen" ya que "está en juego la credibilidad de España como nación" y también la de las comunidades.

"Creo que se va a hacer bien, que se va a ejecutar perfectamente el papel que tienen las comunidades autónomas y pienso que el sistema autonómico va a salir reforzado", ha afirmado.

Ha recordado que el plan de reequilibrio presentado por Aragón está basado en tres líneas fundamentales: la aplicación de las reformas estructurales en educación, la aplicación de las reformas estructurales en sanidad y una retención de créditos de forma que cada consejería aplica el 95% de su presupuesto y no ejecuta porque hay una retención de créditos respecto al 5%.

Sobre este último punto, ha advertido de que esta cantidad coincide con las inejecuciones de años anteriores, por lo que "no va a afectar a la prestación de servicios público ni se va a poner en cuestión el desarrollo de nuestras prestaciones". 

Más en POLÍTICA