Ferraz se desmarca del conflicto interno del PSOE Aragón por el sucesor de Lambán

La portavoz de la Ejecutiva Federal, Esther Peña, ha evitado pronunciarse al respecto este lunes 
La portavoz federal Esther Peña. Foto: PSOE
photo_camera La portavoz federal Esther Peña. Foto: PSOE

Mientras entre Huesca y Zaragoza continúa el ruido interno por el debate sobre acelerar la sucesión de Javier Lambán al frente del PSOE Aragón, Ferraz se desentiende y les pide que solucionen el conflicto “sin injerencias” externas. Es el mensaje que ha dejado este lunes la portavoz de la Ejecutiva Federal, Esther Peña. Un punto y aparte desde Madrid a la espera de ver si se calman las aguas que se agitaron hace ahora una semana desde el Alto Aragón. Con Fernando Sabés a la cabeza, los socialistas oscenses entienden que es un momento propicio para el cambio a imagen de lo ocurrido en Extremadura y que se dará próximamente tanto en Galicia como en Valencia.

El modus operandi no es otro que respetar la autonomía del territorio, por lo que se tiene que resolver en el ámbito legal, cuando consideren oportuno y se realicen esos procesos”, ha respondido Peña. Si esto se suma al resto de la actualidad, con la comparecencia de Lambán en Alcañiz y el respaldo del líder en Zaragoza Sánchez Quero como los episodios más recientes, la pelota está en el tejado del expresidente de Aragón, quien ha repetido por activa y por pasiva que no va a dimitir.

Y si Lambán no da un paso al lado, como sí ha hecho su homólogo valenciano Ximo Puig o hace unos meses el extremeño Guillermo Fernández Vara, el calendario del PSOE apunta a la Ejecutiva Federal de finales de este año. Si no se adelanta, una vez se dirima en esa cita el liderazgo a nivel nacional, se dará paso a los congresos autonómicos. En el caso de Aragón, como ha recordado este mismo lunes Sánchez Quero, su celebración está prevista en los primeros meses de 2025.

El también presidente de la DPZ no ha querido adelantar si se presentará. De hecho, es pronto para las quinielas, si bien la sombra de la ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Pilar Alegría, es alargada. De sobra conocida es también su sintonía con la federación altoaragonesa, quien ha reabierto el debate y una herida, la pugna entre los socialistas de ambas provincias, que viene de lejos.
 

Más en POLÍTICA