"Evitaré que el Gobierno de Aragón llegue a pagar 20.000 euros por cuarenta diapositivas de un power point"

Roberto Bermúdez de Castro (Huesca, 1971) es el consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno de Aragón. Bermúdez de Castro se ha comprometido a no aplicar recortes en Justicia por ser un servicio "básico" como la Sanidad o la Educación, aunque ha anunciado que va a "meter tijera" en las subvenciones de la otra área de su Departamento.

Zaragoza.- Roberto Bermúdez de Castro es el consejero de Presidencia y Justicia de Aragón desde julio, mes en el que juró el cargo y pasó a formar parte del Gobierno liderado por Luisa Fernanda Rudi.

La cara más joven de este Ejecutivo ha sido presidente de Nuevas Generaciones del PP y secretario provincial en Huesca. Asimismo, ha sido diputado provincial y concejal del Ayuntamiento de Huesca, además de senador, acta que dejó el mismo día que una llamada madrugadora de la jefa del Ejecutivo le dijo que era el consejero de Presidencia y Justicia. Pero su trabajo no sólo ha estado en la vida pública, sino que también es socio fundador de la asesoría empresarial ARCE-VIÑAS y Asociados, y socio de varios proyectos de energías renovables. Ha realizado estudios en Empresariales y posee el certificado en Gestión Empresarial (UOC).

Bermúdez de Castro se ha comprometido a mantener el turno de oficio gratuito y ha anunciado que desarrollará el Estatuto al máximo y, especialmente, la potenciación de la relación con el Estado. También pretende reforzar la Acción Exterior de la Comunidad, ya que, como ha lamentado, hay gente que, incluso en España, no conoce el proyecto de la Travesía Central por el Pirineo.

Pregunta.- Va a hacer dos meses de su desembarco al frente del Departamento de Presidencia y Justicia del Gobierno de Aragón. ¿Cómo va la auditoría interna que usted mandó realizar?
Respuesta.- Todavía no tenemos los resultados de la misma, espero que a finales de este mes esté. Por el momento, prefiero no interferir y dejar a los técnicos trabajar para, posteriormente, sí tener algo que decir. Lo que por el momento se puede demostrar es que la ejecución presupuestaria de este Departamento no es de las que peor está y que podremos cumplir nuestros compromisos, especialmente en el ámbito de la Justicia.

P.- Presidencia es una consejería claramente subvencionadora… ¿Seguirá la misma línea? ¿Qué no hará que sí hacía el anterior Gobierno?
R.- Más que subvencionadora puedo decir que era la Consejería de las prebendas a los Ayuntamientos. Yo me comprometo a quitar todas las subvenciones inespecíficas porque la idea de que venga alguien pidiendo una ayuda de 10.000 euros para arreglar un camino se terminó. Nosotros daremos ayudas en nuestras competencias, no nos meteremos en otras consejerías.

P.- Austeridad va a ser la palabra más nombrada en estos primeros años de Legislatura. ¿Qué decisiones se están tomando y cuáles se van a tomar en estos meses?
R.- Más que austeridad considero que es necesario recuperar la normalidad de los políticos con los ciudadanos porque hemos perdido su confianza y eso no lo podemos consentir. ¡Mi forma de ver la política es muy diferente a la de la pompa, al boato y a las grandes procesiones de coches oficiales!

El consejero ha sido presidente de Nuevas Generaciones del PP y secretario provincial en Huesca

En cuanto a las medidas, vamos a tomar decisiones que van dirigidas a gastar bien y no en cosas superfluas como lo que el otro día me encontré, ya que se pagaron 20.000 euros por cuarenta diapositivas de un power point.

P.- Lo que está claro es que la reducción del gasto va a ser algo fundamental para que Aragón pueda cumplir el 1,3% de déficit y con esta cifra no sólo sanear las cuentas, sino también tener acceso a planes como el de Desarrollo Rural…
R.- Exacto. Es muy triste y duro que no podamos cumplir ese objetivo por excesos. Y prueba de ello es, como muy bien dices, los planes de Desarrollo Rural, los cuales están paralizados porque el anterior Gobierno socialista no cumplió la Ley de estabilidad y, por tanto, desde Madrid no llegan las cosas.

P.- La Comunidad tiene dos oficinas fuera de la Comunidad. ¿Se mantendrán y en qué condiciones?
R.- Las mantendremos por tan sólo una razón, porque así se señala en la Ley del Presidente. Y eso que, sinceramente, antes de conocer la normativa no era muy partidario de mantener la de Madrid.

P.- Se puede entender la de Bruselas para hacer presión fuera de la Comunidad en temas como el Eje16, pero ¿es necesario la de Madrid? ¿Tan lejos está?
R.- Hasta la fecha nos gastábamos al año casi 70 millones de las antiguas pesetas con un alquiler de en torno a 90.000 euros al año, lo que me parece una barbaridad. Entiendo que Madrid está a hora y cuarto de Zaragoza y que tenemos diputados, senadores y muchos foros de opinión en los que poder representar a Aragón. Yo no soy muy partidario, pero tenemos que cumplir la Ley.

P.- Volvamos a la de Bruselas. Usted lamentó durante su primera comparecencia en las Cortes que no quedó ningún testigo sobre las acciones que se estaban realizando allí. ¿Han conseguido ya saber algo?
R.- De allí sólo tenemos las llaves y, encima, como todo el personal era eventual y no había ningún funcionario pues no hay continuidad de trabajo porque lo normal es que haya cambios de gobierno. El propio director general Pedro Salas reconoció en un medio que había llegado a formatear su ordenador y eso me parece increíble y poco democrático. No obstante, reconozco que el traspaso de Gobierno ha funcionado correctamente.

P.- ¿Se van a tomar medidas como las del Gobierno de Castilla-La Mancha de denunciar ante los tribunales por dichas prácticas?
R.- En ningún caso, porque creemos que judicializar la vida política no está bien. En cuanto a lo que vaya a hacer el Ejecutivo castellanomanchego, digo es libre de hacerlo, pero nosotros no estamos dispuestos.

P.- Uno de sus empeños y de la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, es la Ley de Víctimas del Terrorismo. ¿Qué falla en la actual? ¿Creen que se llegará a un consenso pronto?
R.- El principal problema es que no está desarrollada. Todos los ciudadanos tenemos una deuda con las víctimas porque por el simple hecho de ser un guardia civil, un juez o un político muchos fueron salvajemente asesinados por unos malnacidos.

Ahora estamos diseñando un calendario de reuniones con las asociaciones de víctimas y con los grupos parlamentarios con representación en las Cortes para llegar a un acuerdo antes de final de año.

P.- Presidencia es un Departamento que, entre otras funciones, tiene la defensa del Estatuto de Autonomía. ¿Qué falta por cumplir? ¿Alguna nueva competencia?
R.- Quiero dejar claro que el Gobierno de Aragón no va a pedir la devolución de ninguna competencia. Ahora lo que queremos es desarrollar competencias como la gestión de las políticas activas de empleo, gestión de aeropuertos, inspección de trabajo o las funciones en órganos de revisión de tributos. No obstante, hay que recordar que estamos en un momento difícil y que no se pueden asumir competencias si no van bien dotadas económicamente.

P.- Ya en el Departamento de Justicia. A pesar de los recortes que se prevén, usted quiere conseguir una justicia de siglo XXI ¿Cuál es la fórmula?
R.- Lo más importante es implicar a todo el sector de la Justicia porque son gente muy especializada, con funcionarios muy buenos y diferenciados, que tiene que dar su opinión. No voy a negar que hay cosas que funcionan muy bien y otras que no tanto, pero creo que el principal adelanto viene de la mano de las nuevas tecnologías y de las infraestructuras.

Bermúdez de Castro ha anunciado que desarrollará el Estatuto al máximo

P.- Magistrados, fiscales, secretarios y demás trabajadores demandan siempre una mejora de medios para ser más eficaces y eficientes. ¿Algún día se conseguirá que esta Administración sea 100% digitalizada?
R.- En Walqa se está digitalizando la Seguridad Social o ficheros de la Agencia Tributaria y nosotros queremos, cuando tengamos disponibilidad económica, la digitalización de la Justicia. Eso sí, no podemos realizarlo de forma masiva, mientras el sistema actual, el Minerva, no funciona en condiciones porque muchas veces se les cuelga a los trabajadores. Es por eso que quiero hacer una auditoría en este aspecto para tomar soluciones.

P.- Ejemplo de ello es que una persona defrauda a Hacienda y aparece en los registros de la Agencia Tributaria… ¿Por qué no se consigue lo mismo a nivel judicial?
R.- Desgraciadamente el caso Mariluz, por ejemplo, dejó patente este problema. Esto es una cuestión que el Ministerio de Justicia debe asumir y que estoy convencido de que el próximo Gobierno de la Nación, con el PP al frente, lo conseguirá.

P.- Un impulso para ello va a ser la Nueva Oficina Judicial. ¿Se está haciendo algo mal?
R.- Yo lo que le pediría al Estado es que asuma de una vez la mejora de la Justicia porque uno no puede pretender que a nivel nacional se instale la NOJ y que las siete que se han puesto en marcha sean casi todas un desastre. Es necesaria una política global y con los medios precisos para ello.

P.- ¿Ya tiene el nombre del partido judicial en el que se harán las pruebas piloto?
R.- No, todavía estamos trabajando en este asunto. Nosotros no somos partidarios de realizarlo en un gran juzgado y estoy buscando, con la nueva directora general de Justicia, una plaza en la que vaya a funcionar bien y sirva como modelo para el resto, tanto para lo bueno como para lo malo.

P.- Aunque esa oficina es la reorganización de la Justicia. ¿Va a pedir más juzgados?
R.- El anterior Gobierno de Aragón hizo un esfuerzo muy importante en ampliación de juzgados porque cada uno que montaba es medio millón de euros de partida y ahora estamos en una mala situación económica. Eso sí, vamos a reforzar la plantilla en los juzgados que sea necesario, especialmente en lo Mercantil.

También quiero dejar claro que esto no significa que el Ejecutivo autonómico vaya a renunciar a nuevos juzgados, sino que a corto plazo no los va a haber. Yo siempre digo que voy a estar un tiempo, así que para los trabajadores de la Justicia que se van a quedar debemos buscar lo mejor.

P.- Su antecesor, Rogelio Silva, se propuso la supresión de los partidos judiciales actuales y su sustitución por las comarcales. ¿Opina igual? ¿Cree que puede ser más efectiva?
R.- Nosotros no lo contemplamos y tampoco está en el pacto de gobernabilidad entre PP y PAR. Entendemos que en la situación actual los partidos judiciales tal y como están no se deben de modificar. ¡Se abriría un melón al que no vemos beneficios!

P.- El coste de la Justicia Gratuita fue, el pasado año, de 3,93 millones de euros. Se ha comprometido a mantenerla. ¿Ya ha hablado con los colegios de abogados que eran los que más problemas presentaban ante la dote?
R.- En toda negociación es lógico oír que un abogado cobra poco y que el Ejecutivo diga que es suficiente, pero pienso que en esta materia también el anterior Departamento de Justicia hizo un esfuerzo importante y ahora estamos negociando el convenio.

El consejero ha remarcado que la Comunidad, a diferencia de otras, está al corriente del pago con los letrados

La realidad es que estamos en un difícil momento económico, aunque también hay que resaltar que el Gobierno de Aragón, a diferencia de otros, está al corriente del pago con los letrados. También creo que son conscientes del esfuerzo que estamos haciendo, por lo que vamos a conseguir un convenio nuevo para cuatro años.

También quiero asegurar que no estamos de acuerdo con la idea de crear un copago como propuso mi homólogo de la Comunitat Valenciana.

P.- ¿Le preocupa algo especialmente en materia de Justicia?
R.- Además de lo que hemos comentado sabemos que existe un problema en los Juzgados de Violencia contra la Mujer y espero comenzar pronto la negociación en torno a la mejora de la dotación de sus trabajadores. Asimismo, me preocupa la situación del Registro Civil de Zaragoza y, especialmente, a la propia presidenta, Luisa Fernanda Rudi, que el otro día durante una visita me exigió que se suprimieran las colas para que no hubiera nadie en la calle con el frío del invierno o con el calor del verano.

P.- Y ya para finalizar. Pronto tendrá que “negociar” con el consejero de Hacienda y Empleo y con la propia presidenta de la Comunidad las partidas de su Departamento. ¿Qué pedirá que, por favor, no le toquen?
R.- No va a haber ningún tipo de recorte en Justicia y en Presidencia, obviamente, habrá que hacer algún ajuste porque entendemos que hay cosas en las que se malgastaba el dinero.