Azcón reitera su no al trasvase y sitúa a Junts como la mayor amenaza para el Ebro

Azcón toma la palabra en las Cortes de Aragón
photo_camera Azcón ha reiterado su "profundo rechazo" al trasvase

El trasvase del Ebro sigue sobrevolando las Cortes de Aragón tras el pacto entre el PP y Vox que hará presidente de Aragón al popular Jorge Azcón. La ausencia de una negativa expresa en el acuerdo entre ambas formaciones está siendo una de las primeras armas del PSOE para poner en jaque al Gobierno de coalición, que tomará posesión este sábado, aunque el futuro líder de la DGA ha vuelto a insistir en su rotundo rechazo al movimiento de aguas del Ebro.

Así, ante las críticas de la portavoz socialista, Mayte Pérez, Azcón ha asegurado que será “difícil” que la oposición “se agarre durante mucho tiempo a ese clavo”, porque “simple y llanamente, no es verdad”.

Asimismo, ha remarcado que, en caso de que el trasvase se impulsara, llegaría promovido desde el Gobierno de España. De ahí vendría el que, según Azcón, es “la amenaza fundamental” para el Ebro, que son las pretensiones de Junts para pactar con Pedro Sánchez. “Junts, que quieren que sea el socio decisivo de Pedro Sánchez, reclama la gestión del tramo catalán del Ebro. El trasvase no se va a producir, pero dígame si está dispuesta a aceptarlo, con las implicaciones que tendría”, ha afirmado.

Una respuesta que no ha servido para la portavoz socialista, que ha puesto en duda que haya cerrado un pacto con un “partido trasvasista” como Vox y otro con una formación que “basa su historia política en lo contrario”. “Los socialistas nos opondremos a cualquier amenaza de trasvase del Ebro. Lo digo alto y claro. Aquí y en Madrid, ¿pueden ustedes decir lo mismo, señor Azcón? ¿señor Nolasco?”, ha preguntado Pérez.