La Diócesis de Barbastro-Monzón plantea pedir la intervención del Estado si la Generalitat "obstaculiza" la devolución

El titular de la Diócesis de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, ha planteado pedir la intervención del Estado, después de que el prelado ilerdense se haya retirado del litigio por las 112 obras de arte sacro aragonesas. Asimismo, Milián se ha mostrado "satisfecho" por la actitud del obispo de Lérida, Joan Piris.

Barbastro.- La Diócesis de Barbastro-Monzón ha valorado la retirada del prelado ilerdense en el litigio que enfrenta a ambas sedes episcopales. Tras esta renuncia, el obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, ha pedido al Estado que intervenga si la Generalitat de Cataluña pone "obstáculos" a la devolución de las 112 obras de arte sacro a las parroquias del Aragón Oriental.

Para Milián, el "principal" problema es que el Gobierno autonómico catalán "sigue" avalando la "tesis" de la unidad museística y la catalogación dentro de la Ley de Patrimonio de Cataluña.

El obispo altoaragonés ha recalcado que según los juristas de la Iglesia "la propiedad de estos Bienes está por encima de la unidad museística" y ha recordado que su postura seguirá siendo la de permitir exposiciones "en Lérida, en Barcelona, en Madrid o en cualquier pueblo que quiera las obras para hacer una exposición. Pero si no hay justicia no puede haber caridad".

Para el vicario general de la Diócesis de Barbastro-Monzón, Pedro Escartín, el Ejecutivo catalán "está poniendo obstáculos claros al emitir declaraciones en las que afirma que no autoriza de ninguna manera el traslado de los Bienes".

Alfonso Milián ha recordado que el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, le manifestó al senador del PAR, José María Mur, que el Gobierno de España intervendría si la Generalitat "ponía trabas".

No obstante, ha indicado que en el supuesto de que la Generalitat siga obstaculizando el proceso de devolución "analizaremos con la información debida de los juristas, con la Conferencia Episcopal y con Roma qué procede hacer".

En este sentido, ante la posible carta dirigida por Joan Piris al Juzgado de Lérida en la que pedía "auxilio judicial" para cumplir las sentencias vaticanas, Milián ha señalado desconocer estos hechos y ha asegurado que en la reunión del miércoles en Madrid entre los dos obispos y el nuncio del Vaticano, Renzo Fratini, no se comunicó dicha intención.

Imagen del Museo Diocesano Lérida

En la misma línea, el vicario general Pedro Escartín ha recordado que la Diócesis de Barbastro-Monzón sigue manteniendo un litigio en los tribunales para que se reconozca la figura jurídica del "exequátur" que reconoce la validez de las sentencias vaticanas en España.

Por último, Milián no cree que los tribunales civiles den validez a la figura legal de la "usucapion", reconocimiento que solicitan desde los Amics del Museo de Lérida.

Reunión con Piris y Fratini

El titular del Obispado de Barbastro-Monzón también ha desvelado los puntos principales de este acuerdo y que a su juicio se resumen en el reconocimiento manifiesto del prelado de Lérida a que la propiedad corresponde a la Diócesis de Barbastro-Monzón y a abandonar la vía judicial civil.

En el acuerdo, los dos obispos se comprometen a "remover los obstáculos jurídicos que hay o que se presenten" para resolver este litigio, como ha asegurado Alfonso Milián. El prelado de Barbastro-Monzón, sin embargo, no ha aclarado qué pasos se van a dar ni en cuanto tiempo se podrían realizar.

Milián ha valorado la buena predisposición del nuncio del Vaticano en España en este asunto y el cambio de postura planteado por Joan Piris, quien en el último juicio civil celebrado en Lérida indicó que la propiedad era de la Diócesis leridana.

El obispo de Barbastro, Alfonso Milián

El obispo de Barbastro-Monzón ha recordado los pasos dados en este litigio "que no emprendió la Diócesis de Barbastro-Monzón sino la de Lérida contra la Congregación de Obispos" por el decreto que afirmaba que las 112 obras de arte debían de regresar a sus parroquias de origen. Milián ha añadido que todas las sentencias tanto vaticanas como de la justicia civil han dado la razón a Barbastro-Monzón y por lo tanto espera que en virtud de los acuerdos Iglesia-Estado el litigio se pueda resolver, haciendo cumplir el derecho canónico.

Milián ha subrayado que tras la reunión de este miércoles y la renuncia del obispo Piris de continuar por la vía civil en el Juzgado de Lérida, el tema regresa a la Iglesia. "Es un tema que es propio de la Iglesia y vuelve después de esta reunión y de esta actitud que yo agradezco sinceramente al obispo Piris, porque el derecho canónico está reconocido en los acuerdos entre Iglesia-Estado", ha afirmado.

El obispo de Barbastro-Monzón ha recalcado que la voluntad de la Iglesia siempre ha sido resolver este asunto en su seno y que si dependiera de la Diócesis de Lérida el asunto ya estaría zanjado. 

Más en POLÍTICA