Las Cortes instan al Gobierno a elaborar un protocolo de actuación para los informes sobre custodia compartida

Los informes psicológicos sobre el tipo de custodia que asesora al juez en procesos de ruptura familiar podrían llegar a tener un protocolo de actuación para sus profesionales. Lo han aprobado las Cortes para que el Gobierno lo elabore en consenso con los implicados, con el fin de que la Ley de custodia compartida sea más eficaz.

Zaragoza.- El Parlamento aragonés ha aprobado instar al Gobierno de Aragón a que elabore un protocolo de actuación para la realización de informes psicológicos o psicosociales relativos a la idoneidad del modo de ejercicio de la autoridad familiar y del régimen de custodia de las personas menores, que establezca unas normas de funcionamiento del servicio de emisión de los informes, que promuevan la eficacia y eficiencia, estudiando la posibilidad de incluir en las mismas que la aprobación de los informes sea de forma colegiada.

Un protocolo de actuación y no un código de buenas prácticas por una enmienda a esta moción presentada por el Partido Aragonés por parte del grupo socialista in voce, ya que en primer lugar se hablaba de ese código que al final se ha considerado una injerencia en la labor de los psicólogos. Además, el PP ha hecho incluir con una enmienda in voce que se solicite el consenso de los agentes implicados.

La diputada del PAR María Herrero ha defendido la moción porque creará una criterios de calidad técnicos y homologados para los profesionales psicólogos, servir de base a los jueces sobre la excelencia de los informes periciales, así como convertirse en fuente de información para los agentes implicados. Para ese protocolo de actuación, ha dicho Herrero, los principios básicos serían el interés superior del menor, considerar que padre y madre son igualmente competentes e incluir al grupo familiar en su conjunto.

Visión distinta han planteado las diputadas de IU Patricia Luquin y la de CHA Nieves Ibeas, para quienes el problema no está en los protocolos sino en la falta de recursos y medios para aplicar esta Ley de custodia compartida. El primer grupo ha votado en contra y el segundo se ha abstenido. 

Más en POLÍTICA