En casa del herrero, cuchillo de palo

Tres diputadas del Parlamento están embarazadas en la actualidad y en septiembre darán a luz. ¿Qué pasará entonces? Que no tendrán baja por maternidad, al contrario que el resto de mujeres. De momento, lo único que se baraja es la reforma del reglamento de la Cámara para que se pueda votar desde fuera de las Cortes por razones de salud.

Zaragoza.- “Quien parte y reparte, se queda con la mejor parte”. Este dicho del refranero español, al igual que todos los refranes, puede darse o no. Ejemplo de ello son las diputadas aragonesas. Su trabajo es legislar en el Parlamento autonómico pero no hay regulación que les conceda la baja por maternidad.

Y es que las parlamentarias pueden faltar a una Comisión en las Cortes, donde pueden ser sustituidas por un compañero de grupo, o a un Pleno, eso sí su partido se quedará sin su voto, porque la presencia es indispensable.

Hasta ahora, la cortesía parlamentaria ha sido la que ha imperado en la Cámara autonómica: si un diputado de un grupo parlamentario no puede asistir por un motivo de accidente, parto, etc… un diputado del grupo que vaya a votar en sentido contrario al que se espera del que no puede acudir se saldrá de la votación.

Puede parecer curioso que quien pone las normas, no establezca las suyas propias. Por eso, la ponencia que está reformando el actual reglamento de las Cortes de Aragón ya se ha puesto manos a la obra y ha dado luz verde a que se pueda votar desde fuera por razones de salud. Ahora, los servicios técnicos tienen que buscar la fórmula para hacerlo con todas las garantías.

En las Cortes de Aragón un total de 24 mujeres son diputadas, casi el 36% ya que el Parlamento autonómico cuenta con 67 diputados, de las que doce pertenecen al grupo popular, nueve al socialista y una al Partido Aragonés, otra a Chunta Aragonesista y otra a Izquierda Unida. En estos momentos, tres de ellas se encuentran en estado de gestación (Carmen Susín, Lorena Canales y Ana Cristina Vera) y hace poco que una de ese poco más de la veintena de diputadas dio a luz (Marián Orós). Si no fueran cargos electos tendrían derecho a 16 semanas de baja por maternidad, algo que no es posible en la actualidad para las parlamentarias aragonesas.

No lo es para ellas ni para casi todas las diputadas españolas, ya que sólo el Parlamento andaluz recoge este derecho para las mujeres que forman parte de su poder legislativo. Así, en Andalucía existe desde 2008 la baja por maternidad para las diputadas, 20 semanas mínimas de permiso, ya que a las 16 semanas ininterrumpidas, ampliables en dos semanas más en caso de discapacidad del hijo y por cada hijo a partir del segundo en caso de parto múltiple, una vez agotadas, incluso las que correspondan en caso de parto múltiple o discapacidad del hijo, el personal tiene derecho a un permiso retribuido de cuatro semanas adicionales que se disfrutarán de forma consecutiva, con el 100% de su salario, incluido un cómputo por atención continuada si la estuviera desempeñando el trabajador o su cónyuge, en el momento de la contingencia del hecho, parto o nacimiento de un hijo, del cual deriva el derecho.

La diputada popular Carmen Susín también dará a luz en septiembre
La diputada popular Carmen Susín también dará a luz en septiembre

En este caso, las diputadas, que no pueden ser sustituidas ya que en las elecciones se elige nominalmente, realizan las votaciones de manera telemática.

Asimismo, el Senado contempla en la actualidad en su Junta de Portavoces dos posibilidades como son el voto telemático, que requeriría reformar el reglamento de la Cámara; o la cortesía parlamentaria, es decir, que los grupos políticos intentasen mantener el equilibrio en las votaciones cuando un senador no pudiera participar otro que fuese a votar algo diferente se ausentaría del Pleno.

Canarias, Andalucía, Comunidad Valenciana (videoconferencia) y Extremadura prevén el voto no presencial. Mientras, País Vasco y Cataluña, el voto delegado. En la Comunidad Foral de Navarra se prevé que en caso de maternidad durante las seis semanas posteriores al parto pueden delegar el voto.

¿Qué opinan ellas?

La diputada del grupo parlamentario del PP Marián Orós se quedó embarazada en febrero de 2011, antes de saber si sería incluida en las listas de su partido en las elecciones autonómicas para el Parlamento autonómico. Hizo toda la campaña electoral con bastante flexibilidad y diversión. Así asegura que su hija “tiene que estar cansada de oír hablar de política”, por lo que vaticina que no se dedicará a ello.

En su caso, el parto fue “estupendo” y se reincorporó en a penas quince días a la labor parlamentaria en octubre de 2011, no teniendo que guardar reposo al no tener puntos de sutura. Ésta destaca que las parlamentarias son “bastante privilegiadas” respecto a otras mujeres por la flexibilidad de su trabajo en horarios al no ser “de 8.00 a 16.00 horas”, sino que depende de las comisiones, plenos etc…

“Siempre con la ayuda de casa, como para cualquier mujer”, el trabajo se puede compaginar con ser madre. “¿Qué haríamos sin los abuelos?”, enfatiza. Durante el embarazo no tuvo la necesidad de coger baja y de hecho el día antes de ponerse de parto participó en una Comisión y hasta dijo un “¡hasta mañana!” a sus compañeros. Tuvo que ser más tarde, porque al día siguiente Ángela, su hija, ya estaba en el mundo.

Orós también destaca la ayuda de los compañeros de grupo parlamentario y piensa que hubiera sido más duro estar cuatro meses seguidos con el bebé en casa y tenerlo que dejar después ocho horas seguidas. Para la diputada popular, el voto online con todas las certificaciones, garantías y seguros sería una buena opción.

Por su parte, la diputada socialista Lorena Canales, que dará a luz a un niño en septiembre, cree que se pueden barajar distintas propuestas para que cualquier persona que no pueda acudir al Parlamento, se pueda contar con su voto. Canales ya tiene un niño de diez años y lo tuvo que compaginar con su floristería, ya que es autónoma, y por ello, asegura que se intenta llevar al igual que el resto de las mujeres, sean diputadas o no. Es decir, que las diputadas, “como todas”, “hacemos lo que podemos”, tienen que coger las horas del médico que le vayan mejor, que no coincidan con los plenos e intentando faltar lo menos posible.

Canales tuvo que estar “de baja” 20 días en cama y un compañero tuvo que asumir su trabajo, puesto que “lo primero es la salud”.

Finalmente, Ana Cristina Vera, diputada socialista que también dará a luz en septiembre, cree que hay una necesidad de regular esta situación y entiende que debe llevarse a la generalidad por cualquier tipo de baja de un diputado por un ingreso médico o algo similar. La socialista habla de que es “afortunada” de tener trabajo y sobre todo de hacerlo en algo que le gusta por lo que el embarazo “se lleva”. Vera también resalta igual que Canales y Orós que lo hacen “como cualquier madre joven que tiene que trabajar multiplicando las horas y aprovechando las asistencias a cualquier sitio”.

Ésta afirma que no hay problema, puesto que en las comisiones pueden ser sustituidas y en los plenos se guarda la cortesía parlamentaria así como al ser cada quince días, intentan que una citación médica no coincida con una sesión.

Marían Orós toma posesión del acta de diputada, a un mes de dar a luz
Marían Orós toma posesión del acta de diputada, a un mes de dar a luz

Todo depende de las circunstancias personales de cada diputada. Vivir en Zaragoza no es lo mismo que en cualquier otro punto de la Comunidad, dar el pecho o no hacerlo, la disponibilidad… Entiende que los servicios técnicos determinarán los métodos posibles para votar en distancia y recuerda que los diputados tienen una “oficina informática” con un portátil y adsl que les facilita el trabajo, y en ese caso, también facilitaría el voto a distancia en circunstancias de baja.

Dice Vera que la gente se sorprende cuando se enteran de que no tendrá cuatro meses de baja por maternidad, aún así asegura que las parlamentarias “nos las hemos ido apañando bien”. Para la socialista, el hecho de que tres parlamentarias estén embarazadas en estos momentos “dice mucho de la Cámara”, porque significa que cuenta con personas jóvenes y mujeres.

Septiembre podría ser un mes para estar atentos a la anecdótica en las Cortes.