Bermúdez de Castro defenderá "lo mejor para todos" atendiendo las "peculiaridades" de comunidades como Aragón

El que fuera portavoz del PP en las Cortes, Roberto Bermúdez de Castro, ha asumido el cargo de secretario de Estado de Administraciones Territoriales con el reto de conseguir "lo mejor para todos" atendiendo las "peculiaridades" de comunidades como Aragón. El dirigente popular reconoce que "habrá que hablar mucho" con Cataluña.

Zaragoza.- "Defenderé lo mejor para todos, para el conjunto del interés general, y una financiación autonómica que responda a las peculiaridades, como es el caso de Aragón, que se debe defender", ha asegurado el dirigente del PP, Roberto Bermúdez de Castro, tras hacerse oficial su cargo como secretario de Estado de Administraciones Territoriales.

Minutos después de la rueda de prensa del Consejo de Gobierno, en el que se ha comunicado su cargo dentro del Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Bermúdez de Castro ha transmitido su "orgullo y responsabilidad" en su nueva tarea.

Bermúdez de Castro, que ahora será la mano derecha de Soraya Sáenz de Santamaría e interlocutor estatal con las autonomías, ha reconocido que tendrá que "hablar mucho" y "echarle mucha imaginación" en las negociaciones con Cataluña, "dentro de la legalidad vigente". "Lógicamente es uno de los mayores problemas que se encuentra, a día de hoy, nuestro país", ha reconocido.

Preguntado por la cuestión de la financiación autonómica y la reclamaciones de Aragón sobre este asunto, el nuevo secretario de Estado ha declarado que "todos los territorios quieren que se adapte a sus condiciones" y el objetivo es conseguir que "tengan los mejores servicios de sanidad, educación y políticas sociales".

No obstante, Bermúdez de Castro ha manifestado su disposición a defender, en esta tarea, a las comunidades de interior, que presentan ciertas peculiaridades. "Soy un experto de cómo se sufre en una comunidad, con zonas despobladas y población envejecida", como son "Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León", ha recordado, al referirse a su trabajo como consejero de Presidencia en el Gobierno autonómico PP-PAR.

Desde su toma de posesión del cargo, el reto va a ser "trabajar para conseguir que todos los ciudadanos se sientan a gusto de vivir en España", ha asegurado.

Asimismo, Bermúdez de Castro ha señalado que la presencia de otros dos miembros aragoneses en el Gobierno central desmiente el hecho de que Aragón "no pinta nada", con Mario Garcés, como secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualad, y Eva Valle dirigirá Oficina Económica de Moncloa. Además, María Luisa Poncela, que se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Zaragoza, asume la Secretaría de Estado de Comercio.

Renovación del PP aragonés

En estas declaraciones de "despedida" que Bermúdez de Castro ha ofrecido a los medios de comunicación, ha estado acompañado por las portavoces adjuntas del PP en las Cortes, Mar Vaquero y Marián Oros, los diputados oscenses Carmen Susín y Ricardo Oliván, y el presidente del PP de Zaragoza, Luis María Beamonte. Para todos ellos ha tenido unas palabras de agradecimientos y, en especial, para Beamonte: "Muchas veces se dicen muchas tonterías de él y de mí, y son casi todas mentira".

Con esta marcha a Madrid, que tenía su primer paso en la renuncia al acta de diputado esta mañana en las Cortes de Aragón, Bermúdez de Castro ha reafirmado que no piensa disputar la Presidencia del PP de Aragón en el próximo Congreso regional. "Siempre he dicho que para ocupar este cargo hace falta muchas ganas e ilusión, y yo, desde el 2011, ya dije que no las tenía", ha expresado, antes de apostar por "gente nueva" que no haya sido la "primera cara" del partido en la Comunidad.

También ha tenido un reconocimiento para Luisa Fernanda Rudi, presidenta del PP aragonés, que "confió" en él.

Además, el titular de la Secretaría de Estado de Administraciones Territoriales ha desvelado que el presidente de Aragón, Javier Lambán, le ha deseado "lo peor", cuando le ha llamado para comunicarle que no le "iba a poder hacer la pregunta como portavoz en el Pleno" y se marchaba para Madrid. "Me ha dicho que, como se imaginaba donde iba a ir, esperaba que le siguiera cogiendo el teléfono", ha transmitido.

Más en POLÍTICA