Bancalero pone el cuerpo en las Cortes contra las críticas por la gestión del brote de Tarazona

La oposición ha criticado la falta de coordinación e información durante el brote. Foto: Cortes de Aragón
photo_camera La oposición ha criticado la falta de coordinación e información durante el brote. Foto: Cortes de Aragón

La comparecencia en las Cortes del consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, José Luis Bancalero, para tratar la situación del brote de gastroenteritis en Tarazona, ha sido una prolongación de la rueda de prensa ofrecida un día antes. Con una diferencia fundamental, como es la presencia de la oposición. A Bancalero le ha tocado hacer frente a un debate marcado por las críticas, ya que los partidos contrarios al Ejecutivo consideran que ha faltado coordinación, información y, de ahora en adelante, piden la implantación de protocolos para hacer frente a este tipo de amenazas.

El responsable sanitario de la DGA ha sobrevolado las distintas actuaciones del departamento desde el inicio del brote y ha adelantado que la próxima semana se conocerán los resultados de los análisis en el entorno del Embalse de la Dehesa, que abastece al municipio aragonés de Malón y a varios de Navarra. Mientras tanto, la apuesta sigue siendo, como ya comentó ante los medios este miércoles, combinar las dos posibilidades ofrecidas por el Ministerio: la tubería de 7,2 kilómetros y el uso de tecnología ultravioleta en las potabilizadoras. El impulso a esas medidas está ahora en manos del Instituto Aragonés del Agua (IAA).

En esta fase del brote, sin apenas casos nuevos, están involucrados fuera de Aragón el Ministerio de Sanidad, el de Transición Ecológica e Interior, a través de los agentes de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil. Según Bancalero, podría sumarse Agricultura a una lista de implicados donde figuran las comunidades de Navarra y Castilla y León, esta última, la responsable de analizar la piscifactoría de Vozmediano. Asimismo, el consejero ha abierto la mano a aquellos que quieran sumarse, entre los que ha interpelado a la Diputación de Zaragoza y el Gobierno Central.

EL PSOE, ESPECIALMENTE CRÍTICO

En las réplicas a Bancalero, el PSOE ha criticado haber “fallado en la parte política” de la gestión. “Ha faltado liderazgo, empatía e información”, ha dicho el portavoz sanitario de los socialistas, Iván Carpi, que se estrenaba en la tribuna (ya lanzó preguntas desde el escaño el Pleno pasado). A su juicio, era y es necesario establecer Comités de Crisis para hacer llegar las novedades a los alcaldes, a imagen de lo que sucedió durante la pandemia.

Por su parte, Isabel Lasobras (CHA), citando informes científicos, ha alertado sobre la posibilidad de que el Cryptosporidium se extienda por la acción del cambio climático, y es que prolifera, por ejemplo, en embalses con poca agua, lo que a su vez se está volviendo recurrente por la sequía.

Las críticas de Aragón-Teruel Existe han ido en otra dirección, ya que Joaquín Moreno considera que la segmentación del Queiles debería haberse realizado de forma simultánea en los tramos aragoneses y castellano-leoneses para dar antes con el foco. De cara a futuro, el grupo parlamentario sí ve con buenos ojos el uso de luz ultravioleta en las potabilizadoras, e incluso proponen extenderlo progresivamente al resto del territorio.

LA ANÉCDOTA: CELMA APAGA EL MICRÓFONO DE ÁLVARO SANZ

En el grupo mixto, el portavoz de Podemos y natural de Tarazona, Andoni Corrales, ha asegurado que en la localidad se sospechaba “desde el primer día” de las instalaciones de Vozmediano. “No es la primera vez que se denuncia, ni aquí ni en Castilla y León”, ha apuntado.

Con el otro partido de izquierdas de esta bancada, IU, se ha producido una de las anécdotas de la mañana. Álvaro Sanz ha criticado la “calma” con la que Sanidad ha afrontado el problema estas semanas, pero se ha pasado de tiempo. El vicepresidente de la Mesa, Ramón Celma, que dirigía el pleno durante una breve ausencia de Marta Fernández, ha apagado su micrófono después de varias advertencias, ante el mosqueo de Sanz. No es habitual y lo cierto es que después tanto PP como PSOE han excedido su turno de palabra, aunque les han dejado finalizar.

Finalmente, los grupos que apoyan al Gobierno, Vox y el PAR, han alabado la gestión de Bancalero, celebrando que el sistema de vigilancia ha cumplido su función.

Más en POLÍTICA