Azcón se estrena en las Cortes con un alegato contra la amnistía entre críticas de la oposición

La amnistía ha centrado el debate en la primera jornada del Pleno. Foto: Cortes de Aragón
photo_camera La amnistía ha centrado el debate en la primera jornada del Pleno. Foto: Cortes de Aragón

La primera comparecencia del presidente Jorge Azcón en las Cortes tras la investidura ha venido marcada por la Ley de Amnistía propuesta por ERC y Junts al PSOE, sobre la que se debatirá otra moción en este Pleno y que ha centrado la actualidad política las últimas semanas. Y es que Azcón, que viajará a la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado en octubre, ha argumentado que la posible medida de gracia para los condenados por el Procés provocará “desigualdad” entre los españoles. Del otro lado, los grupos de la oposición han criticado lo que consideran un uso “partidista” del parlamento.

En su intervención, Azcón ha asegurado que “la amnistía ya está pactada” y sienta a su juicio un precedente peligroso en una legislatura marcada por el debate territorial, con cuestiones como la financiación autonómica. “Prefieren una España desigual, en la que se premia al malversador, al sedicioso, al delincuente”, ha valorado el jefe del Ejecutivo, y “ni ERC, ni Junts ni Bildu van a dejar que estos asuntos se resuelvan de forma favorable para Aragón”.

La amnistía se perfila como el tema central de la comisión que tendrá lugar en el Senado, si bien no será el único. En la Cámara Alta, el presidente desgranará también lo que ha calificado “Agenda Aragonesa”, donde caben el Pacto del Agua y las obras pendientes, la ampliación de las ayudas al funcionamiento de empresas hasta el 20% en las comarcas despobladas, especialmente en Teruel; y el Plan Pirineos en Huesca.

En la misma línea, trasladará a Madrid las demandas sobre los tramos pendientes de carreteras, entre los que ha nombrado la A-23, A-22, A-68 o A-40, sin pasar por alto los ferrocarriles con el Canfranc y el Corredor Cantábrico-Mediterráneo o la gigafactoría de baterías que ha proyectado Stellantis en Zaragoza.

MAYTE PÉREZ: “¡VAYA PAPELÓN, QUÉ PENA!”

Tras bajarse del estrado Azcón, el turno de la oposición, Vox y el PAR ha servido de primera toma de contacto con cómo serán las nuevas Cortes. Como novedad, las intervenciones del grupo mixto, ya que el PAR, Podemos e Izquierda Unida han tenido que repartirse los cinco minutos. Especialmente breve ha sido Alberto Izquierdo, el portavoz de los primeros, pidiendo al presidente que reclame “la deuda histórica” de Moncloa con la Comunidad.

Por su parte, Andoni Corrales y Álvaro Sanz le han afeado no dar explicaciones sobre los directores generales de Vox acusados de enaltecer el franquismo. “Más que un Gobierno Frankenstein es ‘Francoenstein’”, ha sido el juego de palabras de Corrales, mientras que para Sanz la intervención “no es propia de un presidente de Aragón”.

Mayte Pérez ha afeado a Azcón no dar explicaciones sobre los directores generales de Vox. Foto: PSOE Aragón

Sin problemas de tiempo, la portavoz del PSOE, Mayte Pérez, ha cargado contra Azcón por utilizar la Aljafería “de tapadera” ante los directores y acomodar la cámara “a sus intereses partidistas”, en referencia al nuevo calendario de las comisiones parlamentarias, una de las rencillas de las últimas semanas. “¡Vaya papelón, qué pena!”, “del rodillo a la apisonadora”, ha continuado, acusando después al líder de los populares de esquivar hablar también sobre la crisis sanitaria en Tarazona o la Romareda. El testigo de Pérez lo ha recogido José Luis Soro (CHA), que también pasa de consejero a líder de su partido en la oposición. “Va a ser una tónica, creo que quería estirar el mitin de Felipe II. Quiere hacer puntos para Madrid”, ha añadido.

GUITARTE Y AZCÓN, CON PUNTOS EN COMÚN

Lejos de la confrontación con los grupos de la izquierda, el PP y Aragón-Teruel Existe no han chocado, sino que más bien han coincidido en llevar a Madrid las ayudas al funcionamiento de empresas, el enfoque rural de las políticas, un nuevo Plan de Carreteras o el “impulso decidido” al Canfranc. De hecho, Tomás Guitarte ha pasado por alto la posible amnistía en su discurso.

Y con Vox, el principal socio de la coalición, sintonía total. “Contará con nuestro apoyo para defender los intereses de Aragón, porque oponerse a esos acuerdos es preservar la convivencia”, ha manifestado Santiago Morón, para después reclamar “la conclusión de las obras hidráulicas”, rebajas fiscales o “asumir el reto” de la despoblación.

Más en POLÍTICA