Azcón anuncia una batalla en tribunales y parlamentos contra la Ley de Amnistía: “No reblaremos”

Azcón lanza un mensaje contundente: “España no se vende y a Aragón no se le maltrata”
photo_camera Azcón lanza un mensaje contundente: “España no se vende y a Aragón no se le maltrata”

“Ni Aragón ni los aragoneses nos vamos a rendir en la defensa de nuestra comunidad autónoma, de España y nuestra democracia”. Con estas palabras, el presidente de Aragón, Jorge Azcón, ha anunciado una batalla en los tribunales y los parlamentos contra la Ley de Amnistía y el pacto entre el PSOE y Junts para investir a Pedro Sánchez. Un “golpe a la democracia y la igualdad” que, considera, “es la gota que colma el vaso”, finalizando con un claro “no reblaremos”.

Así lo ha manifestado en una declaración institucional del propio líder del Ejecutivo autonómico ante “el ataque más grave de la historia contra nuestra democracia y nuestro Estado de Derecho”, que “consuma” un “agravio injustificable a todos los aragoneses y a todos los españoles”. “Un ataque perpetrado por el propio presidente del Gobierno en funciones y su partido político, el PSOE, con el único fin de seguir unos años más en la Moncloa. Como queda patente, Pedro Sánchez y el PSOE están dispuestos a vender España a cualquier precio a cambio de un puñado de votos de los enemigos de nuestra nación”, ha expuesto.

A su juicio, mediante la amnistía, que define como “manifiestamente inconstitucional”, Sánchez y los partidos independentistas “pretenden convertir el legislativo en un poder omnipotente” que “exonerar de responsabilidad penal a los delincuentes, eliminando al poder judicial”. “Pretende eximir de responsabilidad penal a un grupo concreto de personas, una casta, elegida en base a unos determinados criterios políticos”, ha sostenido.

Igualmente, el presidente aragonés ha rechazado la condonación de la deuda de 15.000 millones de euros a Cataluña, que, mantiene, “crea dos categorías de españoles: los de Primera y los de Segunda”. “Los aragoneses sólo tenemos que dar un paso en los límites geográficos de nuestra comunidad para comprobar que estos acuerdos nos maltratan y nos condenan a ser menos que nuestros vecinos. Lo que Cataluña no paga, lo pagamos el resto de los españoles”, ha añadido.

Por todo ello, Azcón lanza un mensaje contundente: “España no se vende y a Aragón no se le maltrata”. “Acudiremos al Tribunal Constitucional y a los tribunales europeos. Debatiremos en los parlamentos. Explicaremos a la comunidad internacional el ataque que se está perpetrando a nuestra democracia”, ha concluido.

CHUECA CONVOCA UN PLENO PARA QUE ZARAGOZA MUESTRE SU RECHAZO AL "PACTO DE LA VERGÜENZA"

La alcaldesa de Zaragoza, Natala Chueca, ha calificado el pacto entre PSOE y Junts para la investidura como el “acuerdo de la vergüenza” y ha anunciado la convocatoria de un Pleno extraordinario para que los zaragozanos muestren su más “rotundo rechazo”. Chueca ha acusado a los socialistas de estar “entregando España a los independentistas” y cree que este acuerdo “espantará a los inversores, generará incertidumbre e inestabilidad y arrasará con la seguridad jurídica”.

La alcaldesa ha asegurado sentirse “conmocionada, ultrajada e indignada como la mayoría de españoles y zaragozanos” y ha hecho un llamamiento a que muestren su descontento en la manifestación de este domingo en la calle Alfonso de Zaragoza, a las 12.00 horas.

NOLASCO HABLA DE "ATAQUE A LA CONSTITUCIÓN"

Tras conocer el acuerdo de investidura, el vicepresidente de Aragón, Alejandro Nolasco ha aseverado que “el PSOE es el partido de la infamia, de la traición, de la corrupción y que ha perpetrado el ataque más perverso que ha habido para la convivencia entre los españoles, contra la igualdad y contra la Constitución”. Ha agregado que Sánchez “perjudica a Aragón en favor de Cataluña”.

A su vez, el también consejero de Despoblación, Justicia y Desarrollo Territorial ha refrendado las palabras del presidente de Vox, Santiago Abascal, que pronunció en la rueda de prensa que tuvo lugar el martes en la sede del partido. “La violencia es responsabilidad del ministro Marlaska. En primer lugar, porque es lo que él y Sánchez pretendían, con las órdenes políticas de cargar y gasear a manifestantes pacíficos el lunes. Y en segundo lugar porque pretenden amnistiar el terrorismo callejero”, ha concluido.