Arranca la tramitación de los Presupuestos “prudentes” de Aragón para 2025

Hacienda publica la orden por la que se dictan las instrucciones para su elaboración, que el año pasado se retrasó hasta agosto por las elecciones 
Consejería de Hacienda de la DGA. Foto: Carla Greenwood
photo_camera Consejería de Hacienda de la DGA. Foto: Carla Greenwood

El Departamento de Hacienda del Gobierno de Aragón ha publicado este lunes la orden que sirve de punto de partida a la elaboración de los Presupuestos para 2025. Con ella, se “dictan las instrucciones” para su elaboración, un trámite que el año pasado llegó en el mes de agosto por las elecciones autonómicas y las negociaciones para la formación del Ejecutivo PP-Vox. En el texto, firmado por el consejero del ramo, Roberto Bermúdez de Castro y publicado en el BOA, se hincapié en dos cuestiones, como son “el escenario de incertidumbre” nacional e internacional y “la fortaleza de la economía aragonesa”.

Así las cosas, la Consejería ahonda en los riesgos de la escalada de los conflictos bélicos en Oriente Medio o la crisis del Mar Rojo, así como “otras nuevas variables geopolíticas que tensionan en exceso la gestión de la economía global y de las haciendas públicas en particular”. Por ello, las previsiones de la eurozona, recuerdan, se sitúan en el 0,8% para el presente ejercicio, “ligeramente por debajo de las estimaciones de los expertos”. De la otra cara de la moneda aparecen “la moderación en las tasas de inflación y el horizonte “previsible” de “una bajada de tipos.

En clave nacional, la ausencia de los PGE conduce a una pérdida de más de 28 millones en lo que atañe a las entregas a cuenta, si bien es cierto que el director general de Presupuestos, Ignacio Barquero, aseguró en las Cortes que “se está pendiente de actualizar” desde el Estado. Desde Moncloa, señala el decreto, puede influir la modificación del objetivo de déficit por el que “se exige a las comunidades el cierre en equilibrio”. Un “margen de desviación”, subrayan, que “sí se permite” el Gobierno Central hasta el 3%. Otra variable a tener en cuenta, aseguran, es la posible condonación de la deuda a Cataluña y otras regiones.

PERSPECTIVAS “POSITIVAS A CORTO Y MEDIO PLAZO EN ARAGÓN”

En clave aragonesa, las perspectivas son “positivas a corto y medio plazo”. Este año, las previsiones de crecimiento son del 2,5%, tres décimas por encima de la media nacional. Con todo, el texto firmado por Bermúdez de Castro apela a la “prudencia” para la elaboración de las cuentas, “en la línea coherente con lo aprobado” para este ejercicio y en la senda de lo planteado por “diversos organismos e instituciones internacionales, nacionales y autonómicos”.

Como viene siendo habitual, las secciones estarán estructuradas conforme a las distintas Consejerías de la DGA y las empresas públicas, con una cuenta separada para las Cortes de Aragón, Presidencia, Consejo Consultivo, Económico y Social, el Tribunal de Contratos (Tacpa) u otros organismos dependientes de los Departamentos (Inaga, Instituto Aragonés del Agua, Salud, etc.). Cada sección deberá tener lista antes del 31 de mayo su propuesta de ingresos, la de gastos para el 14 de junio y los objetivos e indicadores antes del 5 de julio.

Antes de la tramitación parlamentaria con las enmiendas, ya para final de año, los socios del Gobierno deberán aprobar el techo de gasto. En los dos últimos años, el final de la legislatura del cuatripartito y las primeras cuentas con Jorge Azcón, se aprobó entre finales de octubre y principios de noviembre.
 

Más en POLÍTICA