PLENO DE LAS CORTES

Aragón utilizará su gastronomía para diferenciarse turísticamente

El Gobierno de Aragón ha incluido la gastronomía como uno de los ejes del Plan Diferencial de Promoción Turística de Aragón para atraer a más turistas y ser el valor que dé a la Comunidad su toque especial respecto a otros destinos. El plan posee 50 medidas pero no especifica plazos ni financiación prevista.

Zaragoza.- El consejero de Economía y Empleo, Francisco Bono, ha comparecido en el Pleno de las Cortes para dar a conocer el Plan Diferencial de Promoción Turística de Aragón para 2012-2015. De éste ha destacado que se basa en la promoción y en un diagnóstico de la actividad turística, tanto por el lado de la demanda como por el de la oferta. De este modo, Bono ha afirmado que se dará prioridad a las acciones de promoción internacional en los países que tengan conexión con la Comunidad y que uno de los ejes pasará por aprovechar la gastronomía como factor diferencial.

Así, ha explicado que tiene ocho objetivos que son potenciar la notoriedad para diferentes segmentos de mercado, dinamizar la oferta, propiciar el incremento del número de turistas, fomentar la fidelización y el efecto de repetición del destino con oferta segmentada, favorecer la prolongación de estancias y nivel de gasto, generar una imagen favorable diferenciando los valores aragoneses y plantear una estrategia de gestión eficiente.

Éstos se conseguirán con 50 acciones promocionales que se desarrollarán hasta 2015. Se realizarán convenios de colaboración con las diputaciones provinciales y los ayuntamientos de Zaragoza, Huesca y Teruel. Estando el de la capital aragonesa ya en marcha.

Además, se colaborará con las asociaciones empresariales para desarrollar clubes de productos diferenciados y paquetizados, así como la promoción de los mismos.

Y uno de los puntos más destacados, según el Ejecutivo, es crear la marca turística “Aragón”. Medida en la que se está trabajando y para la que se creará una subcomisión que fije las pautas y luego introducir a todos los grupos parlamentarios para que ésta sea consensuada. No ha fijado plazos el consejero porque, ha dicho, “hay que tener cuidado porque existen muchas marcas que no sirven para nada”.

Por otro lado, el consejero ha resaltado que la no participación en la mitad de las ferias en las que se hacía antes permitirá invertir ese dinero en promoción on line “mucho más barata y eficaz”. Ésta se hace reordenando contenidos en turismodearagon.com; posicionándose en buscadores como Google y redes sociales como Facebook, Twitter y Youtube; y promocionarse en portales de viajes, clubes privados de ofertas de viajes y blogs de experiencias viajeras.

Asimismo, se elaborará un plan de actos de promoción turística para el sector profesional y para el consumidor final, también un plan de ferias nacionales e internacionales así como la creación de un Club de Cliente con asociaciones empresariales para fomentar el turismo intrarregional.

Bono (i.) ha explicado el plan de promoción
Bono (i.) ha explicado el plan de promoción

Grupos Parlamentarios

Entre las críticas al Plan, el diputado Luis Ángel Romero (IU) se ha centrado en que falta inversión en infraestructuras, lo que considera fundamental; el diputado José Luis Soro (CHA) ha mostrado su rechazo a éste por considerarlo “60 páginas llenas de generalidades sin cronograma ni financiación que permitan evaluarlo”; y el diputado Florencio García-Madrigal (PSOE), quien ha dedicado su intervención a hablar de un Gobierno aragonés que lleva al turismo como “un barco sin rumbo a riesgo de naufragar y con una carta de navegación ilegible”.

Por el contrario, el diputado Antonio Ruspira (PAR) ha incidido en que hay que trabajar en la marca “Aragón” “con prisa pero sin pausa”, en mejorar la calidad del turismo formando a sus recursos humanos, las nuevas tecnologías y la gastronomía. Asimismo, el diputado Ángel Ramón Solana (PP) ha defendido la labor del consejero Bono y su equipo y ha criticado al diputado socialista García-Madrigal por “no haberse leído el plan”.